El domingo 22 de septiembre se cumplirán 25 años desde la primera transmisión de Friends, por lo que Warner Bros. Television desea instalar, temporalmente, una réplica del icónico sofá naranja de la cafetería Central Perk del show en una vereda cercana al 90 Bedford St., cuyo exterior fue utilizado como el hogar de los protagonistas.

«Por lo que entiendo, Warner Bros. quiere colocar un sofá frente al 90 Bedford para que los fanáticos puedan sentarse en él y tomarse una foto con el edificio en el fondo», le dijo Joey Campanaro, dueño del restaurante The Little Owl que está ubicado en la dirección, al New York Post.

Sin embargo, por más atractiva que suene la idea de la gente del estudio televisivo, los residentes de la zona no están para nada contentos con esta iniciativa.

«Esa cuadra [en la esquina de Bedford y Grove] ya recibe demasiados turistas y no es capaz de contener grandes multitudes», le comentó al citado medio Joe Gallagher, un habitante de Greenwich Village.

Por su parte, el residente de Bedford Street, Rezar Skoda, agregó:

«Tenemos al menos 400 turistas al día que vienen a ver ese edificio. Toman fotos todo el día y toda la noche. Salgo y hay 20 personas pasando el rato en mi banquillo o haciendo pis a la vuelta de la esquina. Cerrar la calle o una sección de la acera volvería esto una locura».

Siempre acorde al NY Post, durante una reciente reunión de la junta de la comunidad siete personas que tienen domicilio en el lugar expresaron graves preocupaciones sobre el sofá.

Una, de West Village, calificó el asunto como una propuesta tonta y disruptiva, argumentando que la vereda es demasiado estrecha para contener varios sillones, mientras que Gallagher señaló:

«No hay un significado real para ese edificio… para que perturbe a los residentes y negocios en esa cuadra».