Libros
|
16/02/2022

Rescatá la Tanga: “Las cosas pasionales se hacen a los besos y con las manos”

Hablamos con Maru Salemi, la poeta detrás de Rescatá la tanga, una editorial que reivindica el fanzine como forma de expresión.

El término fanzine surge de la unión de las palabras: fan y magazine. Son publicaciones breves y de tiradas pequeñas, que circulan por fuera del círculo editorial tradicional. Tienen varias características más, pero una de las principales es su producción artesanal. Cuando Maru Salemi empezó con Rescatá la Tanga no tenía idea de lo que era un fanzine. 

Rescatá la Tanga surge dentro de un laboratorio de artes escénicas del que formé parte en el año 2014, coordinado por Paula Baró”, cuenta en conversación con Indie Hoy. “En ese momento escribía mucho y Paula me sugirió hacer un fanzine para la muestra final del taller. Yo no sabía lo que era un fanzine y como el laboratorio era bastante teórico, en un momento vimos formas y maneras de activismo y creo que a partir de ahí salió el tema fanzines. Yo empecé a hacer el mío con textos propios y recortes de otros libros e imágenes. Lo escribí a mano completamente porque en ese momento no tenía computadora y después hice varias copias. El fanzine se llamó Rescatá la Tanga y a partir de ahí empezó todo. Al año siguiente organicé una feria y saqué el segundo fanzine”.

Ocho años después, Rescatá la Tanga no son solo fanzines. Las palabras y los diseños de Maru Salemi han ido tomando otras formas. Un afiche rosa chicle dice: “seguro tu piel / seguro la mía / de lejos se gritan/ cosas lindas”. Una serigrafía de fondo blanco y letras negras rodea el papel con la siguiente inscripción: “estemos/ siempre cerca/ de/ nuestros besos”.

“Caliente la calle, caliente la piedra, caliente bajo este suelo y el brillo sobre la baldosa caliente. Caliente esta bikini flúor y cada rincón debajo de ella, en muy poco tiempo esta bebida también caliente. Caliente el color de las plantas y su combinación con el color de esta tierra fértil”, reza el inicio de uno de sus poemas calientes.

Zine de Rescatá la Tanga – Foto: Gentileza de Rescatá la Tanga

Rescatá la Tanga es una editorial artesanal que reivindica el deseo, la ternura, la paciencia, la cercanía de los cuerpos; a la vez que admite todas las diversidades: cada pieza está hecha a mano y por lo tanto cada pieza es única como el lector que la va a recibir.

El deseo, el calor, los cuerpos son todos elementos que se repiten. ¿Qué temas te movilizan? 
Me movilizan, justamente, todos esos elementos que mencionás. Las historias pasionales, algo muy chiquito pero intenso y todo lo que se genera cuando hay un poco de picardía. 

¿Cómo es llevar adelante un proyecto tan artesanal y autogestivo?
Es difícil. Se necesita constancia, tenacidad, laburo, estudio, muchas ganas, mucha pasión y mucha paciencia.

¿De dónde sale el nombre?
Cuando éramos chicas escuchaba a mis amigas decir “rescatá la tanga” a alguna que estaba haciendo cualquiera y para diferenciarlo del “rescatate”, le agregaron tanga.

¿Qué es lo que buscás generar con tus palabras?
No sé si busco algo en particular. Que se lean otras palabras, que se normalicen y no sean tan tabú.