Categorías: Noticias
| Publicado
17/10/2020

3 solos de David Gilmour en Pink Floyd para volver a escuchar

El rol de Gilmour es fundamental en Pink Floyd.

Foto: Facebook de David Gilmour

David Gilmour es, sin dudas, uno de los mejores guitarristas del mundo. El músico llegó a Pink Floyd como guitarrista y vocalista poco tiempo antes de que Syd Barrett dejara la banda y ha tenido un rol fundamental tanto en el grupo como en el rock.

Gran parte de ese trabajo lo hizo con su guitarra, por eso a continuación destacamos tres de sus mejores solos. (vía Far Out Magazine)

"Money"

Este tema es uno de los mejores logros de la banda. Perteneciente al disco The Dark Side of the Moon, la compleja composición de la canción se contradice con su ritmo groovy. Además del confuso compás, el cual cambia cuando aparece el solo de guitarra de Gilmour, la canción es una mezcla perfecta de todo lo que convirtió a Pink Floyd en una promesa tan seductora. Líricamente, es casi lo mejor de la banda y el solo de Gilmour es una clase magistral.  

"Time"

Este tema es otro momento brillante del disco The Dark Side of the Moon. Esta canción tiene uno de los solos más famosos de Gilmour. Si bien se podría decir que es la canción más deprimente de la banda, por momentos también es hermosa, resaltando el romanticismo de la vida real. Gilmour tiene total control de esta canción, curvando las notas como el héroe de un libro de comics y mostrando su inmenso talento.

 "Comfortably Numb"

Esta canción es uno de los mejores momentos de The Wall, pero tocada en vivo es cuando realmente toma vida y el solo de Gilmour es lo que lleva la delantera. Durante la interpretación, Roger Waters llega al escenario antes del fin del primer verso. Inmediatamente, comienza el estribillo con David Gilmour, con luces brillando detrás suyo sobre la audiencia. El guitarrista se luce con su solo y cuando termina, el público explota en elogios, las luces se apagan y el foco vuelve a estar en Waters.

Un intercambio similar comienza con el segundo verso, cuando Gilmour vuelve a tomar su lugar sobre la pared y toca otro solo estelar que deja a la audiencia con la boca abierta de admiración. Esta, sin dudas, es una interpretación que ha marcado a Gilmour para siempre.

Suscribite a Indie Hoy
Recibí noticias de arte, música, series, peliculas y más en tu correo.
En esta nota: David GilmourPink Floyd