Parece mentira, pero hace ya casi 15 años que I Bet You Look Good On The Dancefloor” alcanzó el primer lugar en los charts del Reino Unido. Para nadie es un secreto que se trató de un punto de quiebre en la escena del rock independiente inglés que por esos años estaba siendo opacada por el éxito de bandas estadounidenses como The Strokes.

Lo cierto es que miembros de Arctic Monkeys rememoraron esos gloriosos instantes en un diálogo con el periodista Matt Wilkinson para su podcast Beats 1.

Sobre dicho momento, sucedido en 2005, Alex Turner confesó que se sintió “bastante irreal”. Más adelante le dio un poco de contexto a esa sensación comentando:

“Nos fuimos todos a un pub cerca de donde crecimos y allí anunciaron que era la canción número uno. Pusieron la radio en el bar y todos simplemente saltaron.  Estaban allí, celebrando desde la mesa de billar”.

Por su parte, el baterista Matt Helder señaló el cambio que significó tal noticia en sus vidas:

“Todas las otras cosas podés verlas venir un poco y prepararte, pero aquello fue como wow. Un shock completo”.

El éxito de ese sencillo que formaría luego parte de su aclamado disco debut Whatever People Say I Am, I Am Not, publicado en 2006, fue apabullador; puesto que si bien se mantuvo en la primera posición en el Reino Unido por solo una semana, estuvo rondando el listado de 100 mejores durante 31 semanas, es decir, más de 6 meses.

Más adelante, los músicos británicos salieron de gira y el resto es historia. Pocos negarían que han sabido traducir el estilo de toda una generación que aún hoy los escucha y los recuerda con afecto. De hecho, hace poco se volvió a editar ese primer álbum de su carrera en formato vinilo. Recordemos entonces el video oficial de este gran tema, en el cual podemos ver a un Alex despeinado y adolescente cantando sobre coquetear con una chica en una disco.

Pasá a ver en qué puesto está Whatever People Say I Am, I Am Not en nuestro listado de 50 mejores discos de los 2000.