Para algunos, Queen es la banda de rock más grande de todos los tiempos. El éxito de esa formación terminó de catapultarse con el lanzamiento de Bohemian Rhapsody. En esa biopic se narran los momentos más efervescentes de la vida personal y musical de Freddie Mercury. A través de sus escenas se evidencian las tensiones existentes adentro de esa famosa agrupación.

En una entrevista reciente con el medio Guitar World, Brian May (guitarrista y fundador de la banda) habló sobre esa eterna lucha interna entre sus miembros. Y mientras que por una parte reconoció que las magnéticas canciones de Queen nacieron de esa mezcla de personalidades marcadas, por otro lado confesó que tal situación también los mantenía constantemente al borde del colapso:

«Esos temas fueron generados durante períodos de estrés. Fuimos muy afortunados de tener una fuerte combinación de personalidades, pero pienso que siempre estuvimos a punto de separarnos.»

Más adelante, anotó:

«Por más raro que parezca, ahí es donde hallamos nuestra potencia, porque estábamos tirando en diferentes direcciones. Teníamos cuatro talentos diversos entre nosotros.»

Asimismo, él puntualizó la presión que su grupo sintió para brindar deslumbrantes shows en vivo, más allá de todo el estrés que implicaba el proceso de creación en el estudio:

«De cierto modo, los Beatles estaban sin carga porque no tenían que interpretar las canciones en vivo. A nosotros nos apasionaba construir cosas en el estudio, pero también hacer que cobrara vida sobre un escenario.»

Luego May ahondó en su historia personal y narró cómo dejó de hablarse con su padre durante un tiempo tras contarle que quería ser guitarrista profesional. Por suerte, Brian tomó la decisión más acertada y pudo formar parte de un proyecto tan importante en la historia del rock como Queen. Lo más reciente que comentamos sobre esa banda fueron las razones de Adam Lambert para no grabar con ellos.