El siempre polémico Chris Brown volvió a sumar otra mancha negra a su ya oscuro historial. En este caso, según reportó Closer y luego replicaron otros medios (como Associated Press, Rolling Stone y la BBC), el cantautor, bailarín y director fue arrestado en París por sospecha de violación después de que una mujer de 24 años lo acusara de tal crimen el 15 de enero tras haberse conocido en un club nocturno y compartir con él un momento en un lujoso hotel de la capital francesa.

Brown, de 29 años, permanece detenido desde ayer junto a otras dos personas que se creen que podrían haber sido parte del lamentable episodio, una de las cuales es el guardaespaldas del propio artista y la otra un amigo, según pudo saber la prensa francesa. Por su parte, un funcionario judicial le dijo a Associated Press que los investigadores tienen otros dos días para decidir si liberan al músico estadounidense y las otras personas o presentan cargos preliminares.

Diferentes medios trataron de contactarse tanto con el representante como con el abogado del artista, pero de momento ninguno pudo lograr su cometido.

Brown, oriundo del estado de Virginia, recibió cinco años de libertad condicional y una orden de servicio comunitario por agredir a su ex novia, Rihanna, en su vehículo en 2009. En el 2013, violó su libertad condicional al agredir a una persona en Washington, un incidente por el que fue condenado a un año de cárcel. En 2016 fue arrestado bajo sospecha de asalto con un arma mortal después de que una mujer le dijo a la policía que la había amenazado de muerte cuando se encontraba en la residencia del músico en Los Ángeles.