Dave Grohl ha hecho una carrera propia más allá de Nirvana pero, aún así, es costumbre que en casi toda entrevista que da se le pregunte por su ex banda y también sobre la mítica figura de Kurt Cobain. Esta vez, en una entrevista para PBS, Grohl habló de lo que la muerte de su amigo y compañero había provocado en él. Cobain se suicidó a los 27 años de edad, evento que significó el fin de Nirvana:

“Cuando Kurt murió, me acuerdo del día siguiente y haber pensado: ‘yo aún sigo viviendo’. Así que viviré cada día como si fuera el último. Incluso cuando sea el peor día voy a apreciar. Aún me siento de esa manera, nunca quiero morir. Honestamente siento que mientras pueda hacer esto [tocar] y tenga a mis hijos hermosos, estará bien. Así me siento”.

Dave Grohl ha creado con los años una figura de rockero poco común. Haciendo ostentación de su costado cómico, esgrimiendo su perfil familiero y de buen ciudadano, el músico se ha alejado completamente de la idea de artista atormentando y sufriente, que es básicamente lo que caracterizó a Cobain fuera de su música. De hecho, una de las últimas noticias que involucran a Grohl tiene que ver con su acto de compañía a los bomberos que se encontraban trabajando contra los incendios de Los Ángeles, cocinando un asado para ellos.

Si bien su figura nunca se desvinculará de Nirvana, Grohl ha creado una gran carrera con Foo Fighters y en colaboración con muchísimos músicos y bandas; ha adoptado una visión optimista frente a la vida, visión en la que la muerte de su amigo, jugó un papel fundamental en la revalorización de la vida.