Categorías: Noticias
| Publicado
02/08/2020

El primer show con distanciamiento social en Inglaterra no tuvo éxito

Después del concierto piloto, el gerente del recinto se sacó las dudas: no es financieramente viable.

Foto: Corinne Cumming / Instagram de Frank Turner

Una de las grandes preguntas que nos hacemos todos los que amamos la música y los shows en vivo es cuándo podremos volver a asistir a un recital. De momento, es imposible contestar esa interrogante, aunque, como ya te informamos, especialistas en la materia apuntan a que esto se daría recién en 2022.

Aún así, en Inglaterra se llevó a cabo una prueba piloto para tantear el panorama con todas las medidas de seguridad e higiene necesarias, pero, lamentablemente, el resultado no fue muy alentador.

La cita, que comenzó con las presentaciones de Beans On Toast y Ciara Haidar, tuvo al cantante Frank Turner como la atracción principal de la noche y se llevó a cabo el martes en el Clapham Grand de Londres, donde se hicieron presentes unas 200 personas para ver el espectáculo en ese recinto que, previo a la pandemia, solía recibir alrededor de 1250 almas por evento.

Según le manifestó el gerente del venue, Ally Wolf, a la BBC, esta prueba piloto totalmente respaldada por el gobierno no arrojó una solución financieramente viable para los lugares.

"No puede ser el futuro para la música en vivo, no puede ser el futuro para los locales", aseguró, y señaló que el concierto no generó suficiente dinero para cubrir los costos operativos del Clapham Grand, incluso antes de que se pagaran los honorarios de los artistas, quienes de todas formas se habían ofrecido a tocar totalmente gratis.

Por su parte, Turner dijo que el show fue su "primer recital decente en más de cuatro meses" y lo describió como una "noche extraña y emocional".

A su vez, Wolf contó que, si bien la performance del músico de folk "genial" y fue agradable ver a una audiencia dentro del recinto, estuvo lejos de "quedar atrapado en el júbilo de finalmente poder hacer un concierto". Además, agregó que esta prueba "no era un modelo financiero en el que la industria pueda confiar remotamente para llegar a ser sostenible" y sería particularmente dañino para venues más pequeños.

Mientras tanto, un portavoz del Departamento para la Cultura, Medios de Comunicación y Deporte del gobierno británico le dijo a la BBC:

"Los pilotos nos ayudan a comprender cómo se puede aplicar la orientación de las artes escénicas en el entorno del mundo real y garantizarán que los grupos de personas sean manejados de manera segura cuando asistan a este tipo de eventos".

"Continuaremos trabajando estrechamente con la industria en formas de reabrir y estamos brindando apoyo a recintos a través del paquete de rescate de 1,57 mil millones de libras esterlinas", agregó.

Finalmente, Angela Johnson, quien se acercó al Clapham Grand para la velada, reconoció: "Me siento muy agradecida de haber asistido a lo que estoy seguro será un concierto legendario y espero que el gobierno afloje las restricciones y apoye financieramente a lugares independientes para que más personas puedan volver a disfrutar de la música en vivo nuevamente".

En esta nota: coronavirusFrank Turner