Foto: Greg Nash

Que la música y la política vayan por vías separadas es algo del pasado. En épocas de grandes movimiento sociales y colectivos, son muchos los artistas que deciden alzar su voz. Este es el caso de los músicos y músicas estadounidenses que se han pronunciado a favor de una campaña en torno al aborto.

En el marco de un avanzada del gobierno de Donald Trump contra los derechos de la mujer a la interrupción del embarazo, aplicando en varios estados la derogación del fallo «Roe vs. Wade de 1973» que permite el aborto libre y seguro, muchos músicos se unieron a la iniciativa de Planned Parenthood.

Esta organización, que aboga por los derechos de la mujer a decidir la maternidad, contó con el apoyo de un puñado de artistas de la música norteamericana, de variados géneros y edades, a favor del aborto libre y seguro. Entre los nombres más destacados se cuentan Foo Fighters, Nine Inch Nails, Queens of the Stone Age, Beck, Billie Eilish, Ariana Grande, Paulina Rubio, Demi Lovato, John Legend, Katy Perry, Lady Gaga, Miley Cyrus, Nicki Minaj y Alanis Morissette. Desde Planned Parenthood expresaron:

«Los músicos de todo el país se solidarizan con Planned Parenthood. Dicen que el acceso a la atención de salud sexual y reproductiva es casi el mismo tipo de libertad que les permite crear música y decir su verdad, porque nadie es libre a menos que controlen su propio cuerpo.»

Billie Eilish es una de las que ya había hecho pública su postura frente a las avanzadas del gobierno de Trump que atentan contra el derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo.

Un fenómeno similar también ha ocurrido en nuestro país con artistas de diferentes ramas que, frente a la campaña por el aborto legal, seguro y gratuito, se pronunciaron a favor y sumaron visibilidad a la causa.