Noticias
04/11/2022

Ivo Ferrer trae sonoridades electrónicas a sus canciones en su disco debut: Las flores y los frutos

El primer álbum solista del compositor porteño lo encuentra experimentando con beats electrónicos, sintetizadores y una invitación a poner el cuerpo en movimiento.

El pad electrónico es el nuevo compañero de aventuras del artista multidisciplinario Ivo Ferrer. Cautivado con la posibilidad de crear melodías desde lo rítmico, el compositor porteño comenzó a experimentar con esta herramienta y a improvisar con amigxs durante largas sesiones en su nuevo refugio en Chacarita. Así llegó a siete canciones que combinan la electrónica con la canción de autor y la psicodelia latinoamericana, un combo bailable e introspectivo que marca una nueva y refrescante etapa para uno de los creadores más inquietos y creativos del circuito independiente porteño.

A principios del año pasado Ferrer presentó “Regar”, single que dejaba atrás la sonoridad épica y pop de su banda Lxs Tremendxs para entregar un clima suave en el que se combinaban los sintetizadores con aires folclóricos y guiños a la música oriental. El lanzamiento dejó en evidencia la necesidad del músico oriundo de Mármol por habitar nuevas orquestaciones y estéticas, a la vez que fue una metáfora para hablar de la acción y sus dos esenciales momentos: el de contemplar y el de ejercer movimiento. La canción hoy forma parte de Las flores y los frutos, el primer LP de Ferrer que fue grabado junto a Nico Pestarino y Tuki Arce.

“El proceso de grabación del disco fue muy ecléctico y pasó por distintas instancias y procedimientos -comenta Ivo en conversación con Indie Hoy-. Mucho tuvo que ver la experimentación, el hacerlo un poco con el objetivo de aprender a hacer algunas cosas, tomarnos tiempos, ir cambiando de aires y de lugares, y el haberlo hecho con una relativa calma. Es un disco hecho desde el ritmo y, salvo dos o tres cosas programadas en pocos temas, es todo tocado. La sonoridad electrónica viene de los mismos instrumentos que usamos, y porque tienen un vuelo y profundidad tremendas. Las canciones buscan más generar un estado que otra cosa, las siento simples y poéticas a su modo”.

Dueño de una estética colorida y con elementos de la música ancestral, Las flores y los frutos comparte paisajes cálidos en los que la repetición y la poesía -sencilla y profunda- son clave a la hora de transmitir la idea del poder transformador de la naturaleza, el amor y la música. “La sed”, por ejemplo, habla sobre el amor y su energía vital; “A mis pies” es una oda al baile, al movimiento; y “Las flores y los frutos” es una forma de hablar de los encuentros, del tiempo compartido con amigxs y los frutos dulces que este puede traer.

La obra siento que habla sobre los sentires, sentir con el cuerpo -asegura el compositor-. Siento que es un disco rítmico y cálido, con algunos momentos oscuros, pero con mucho juego y exploración. Las canciones invitan al movimiento y a los encuentros. Llevo unos diez años de presentarme en vivo, y me encontré con las ganas de bailar y proponer un clima distendido pero no vacío. Vengo disfrutando mucho la música, me hace bien y me dan ganas de compartirla”.

Las flores y los frutos fue grabado en distintos estudios entre Buenos Aires y Córdoba, con excepción de la canción que da título al disco, que fue grabada de manera espontánea con un celular durante una noche de lluvia. El álbum fue mezclado y masterizado por Nico Pestarino, y el arte de tapa fue realizado por Ferrer interviniendo fotos analógicas. A modo de presentación oficial, el músico brindará una experiencia especial de Las flores y los frutos el 27 de noviembre en una dirección privada en el barrio porteño de Chacarita; las reservas y la dirección se pueden conseguir a través de las redes sociales de Ferrer.

Escuchá Las flores y los frutos en plataformas de streaming (Bandcamp, Spotify, Tidal, Apple Music).