Una vez desestimada la demanda presentada por la madre y el marido de su difunta ex novia, Jim Carrey tiene tiempo para ocuparse de otros asuntos.

Ahora, el cómico canadiense está al frente de una suerte de boicot en contra de Facebook, empresa de la cual todavía tiene algunas acciones. Esto se debe a la participación que tuvo la compañía fundada por Mark Zuckerberg en la interferencia rusa en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016.

A través de su cuenta de Twitter, el actor de Ace Ventura, The Mask y tantos otros clásicos de la comedia manifestó: “Me deshago de mis acciones de Facebook y borro mi página porque Facebook lucró con la interferencia rusa en nuestras elecciones y todavía no hace lo suficiente para detenerla. Invito a todos los demás inversores que se preocupan por nuestro futuro a que hagan lo mismo #unfriendfacebook” y acompañó el texto con un dibujo realizado por él mismo.

“Nosotros debemos alentar una mayor supervisión por parte de los propietarios de estas plataformas de redes sociales”, dijo posteriormente Carrey en un comunicado al medio CNBC y agregó:

“Este fácil acceso tiene que ser manejado de manera más responsable. Lo que necesitamos ahora son inversores activistas para enviar un mensaje de que se necesita una supervisión responsable. Lo que el mundo necesita ahora es el capitalismo con conciencia”.

“Durante mucho tiempo, Estados Unidos gozó de una ventaja geográfica en el mundo con océanos en ambos lados para protegerlo. Ahora, las redes sociales han creado puentes cibernéticos sobre los que aquellos que no tienen nuestros mejores intereses en mente pueden cruzar y lo estamos permitiendo. Ningún muro nos protegerá de eso”, sentenció el nacionalizado estadounidense en 2004.

Por su parte, Facebook reconoció el pasado mes de octubre que más de 126 millones de personas vieron durante un período de dos años cerca de 80 mil avisos pagados por Rusia con la intención de influir en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos en 2016. Aunque, originalmente, Zuckerberg había descalificado las acusaciones como “una locura”, luego se disculpó y lo admitió. La red social también dijo que sus algoritmos recomendaron contenidos creados por agentes rusos.

Comunidad Indie Hoy