Pocas bandas en la historia de la música están tan asociadas al punk como Sex Pistols, uno de los grupos que inició este movimiento en el Reino Unido allá por mediados de los 70.

Es por eso que cuando su ex vocalista, John Lydon, mejor conocido como Johnny Rotten, emite alguna declaración sobre el género, se trata de palabras mayores, así que simplemente hay que sentarse y escuchar.

Pero, en este caso, los que no tienen tantas ganas de leer las últimas declaraciones de Rotten son Billie Joe Armstrong, Mike Dirnt y Tré Cool, los miembros de Green Day, banda a la que el inglés criticó duramente.

En un diálogo el periodista Alex Williams de The New York Times, Rotten comenzó hablando sobre su legado musical y su distanciamiento del género que lo catapultó a la fama.

“Ahí es donde nos separamos el punk y yo”, señaló el músico al hacer referencia a la formación de Public Image Ltd, su proyecto actual.

“El punk quería mantener el cliché y la uniformidad que no merecía. Y yo quería hacer cosas nuevas y diferentes, que es, en mi opinión, de lo que se trata el punk: hacerlo vos mismo, lo que significa ser sincero con vos mismo”.

Luego, siguiendo con el tema de la “uniformidad” antes mencionada, el nacido en Londres le dedicó algunas palabras poco felices a Green Day y otras bandas de punk modernas, sorprendiéndose al ver que todavía tienen cortes de pelo de finales de los 70.

“Es vergonzoso, de verdad”, aseguró el cantante de 62 años.

“¿Cuántas bandas hay como Green Day ahora? Los miro y sólo me tengo que reír. Son perchas, ¿sabés? Una versión turgente de algo que en realidad no les pertenece”.

Como si esto fuera poco, en otro momento de la entrevista, Rotten describió al punk moderno como una “caricatura” de su antiguo yo.

Aún así, esta no es la primera vez que Rotten dispara contra el trío californiano, sino que ya había hecho lo propio en 2012 cuando le confesó a Rolling Stone que “nunca he sido un fan” del grupo.

“Simplemente no lo entiendo. Creo que es una versión de dos bobos de algo que era mucho más profundo y más significativo”, afirmó en aquella ocasión además de asegurar que Armstrong, Dirnt y Cool “no son muy significativos. Son una mezcla. Están más cerca de Billy Idol que de mí”.