Anoche se dio a conocer el line up de la edición 2019 del Coachella Valley Music and Arts Festival, el evento californiano que en esta ocasión tendrá a Childish Gambino, Tame Impala y Ariana Grande como headliners.

Sin embargo, ni bien se comunicó el anuncio, muchísimos de los cibernautas que se toparon con el mismo no tardaron en dar a conocer su opinión, la cual fue, en su mayoría, negativa. El punto en común entre casi todas las críticas residió en que, según los fanáticos, el line up no está a la altura de un mega festival como Coachella.

Con respecto a este asunto, TMZ reportó que Kanye West era uno de los artistas elegidos por la productoa Goldenvoice para ocupar uno de los lugares de headliner, pero que finalmente no lo hará porque las negociaciones fracasaron debido a un desacuerdo con respecto al diseño del escenario.

Múltiples fuentes le informaron al sitio que el rapero y productor de Chicago dejó en claro que no actuaría en el escenario tradicional del festival porque era “artísticamente limitante”. Del otro lado del ring, la productora mantuvo firme su decisión de no permitir alterar o eliminar el escenario para la performance de Ye, por lo que el músico terminó declinando la oferta.

“Estos escenarios de 40 x 60 pies son tan arcaicos. Son del mismo tipo que en el que se realizaron las obras de Shakespeare hace cientos de años”, le dijo una de las fuentes al mencionado portal.

Sumado a lo anterior, otra de las personas consultadas aseguró que después del Saint Pablo Tour, Kanye quiere ofrecer actuaciones innovadoras como las de aquella gira en la que el escenario permanecía flotando y moviéndose sobre el público durante todo el show.

Billy Corgan también opinó sobre Greta Van Fleet
Liam Gallagher fuma menos para cuidarse la voz, pero odia cómo suena