De mal en peor. Así va la cosa para Kevin Spacey, uno de los personajes más controversiales del último año.

A las reiteradas acusaciones de temas sexuales que recibió el dos veces ganador del Oscar se le sumó otra: en este caso, el reconocido actor de New Jersey fue señalado públicamente por un masajista como el responsable de haberlo abusado sexualmente.

En este caso, según afirma el medio Deadline, la víctima, cuyo nombre permanece en el anonimato, presentó una queja ante el Fiscal de Distrito del Condado de Los Angeles que lee:

“Spacey asaltó y golpeó al demandante forzándolo a tocar su escroto, testículos y pene, tomándolo de los hombros y jalándolo en un aparente intento de beso forzado, y agarrando los genitales del demandante”.

Siempre acorde al citado medio, el incidente se habría producido en Malibú, California, en octubre de 2016.

“Durante estos ataques, el demandante le pidió repetidamente al actor que le permitiera irse, pero Spacey bloqueó el acceso a su mesa de masaje y la puerta con su cuerpo desnudo”, continúa el escrito.

La queja, que podés leer completa (sólo en inglés) en este link  también señala:

“La conducta de Spacey fue extrema e indignante. Spacey actuó con imprudencia por los derechos y sentimientos del demandante, y con deliberada indiferencia ante la certeza de que el demandante sufriría angustia emocional”.

“Como resultado directo y próximo de las acciones de Spacey, el demandante ha sufrido y continúa sufriendo angustia mental severa, dolor emocional y angustia, miedo, humillación, pena, vergüenza, nerviosismo, preocupación, ira, frustración, impotencia, nerviosismo, tristeza, estrés y ansiedad. Los daños generales y especiales sufridos por el demandante como resultado inmediato de las acciones ilícitas de Spacey exceden el mínimo jurisdiccional del Tribunal Superior”, aseguran desde la defensa de la víctima.