Alerta: Esta nota contiene spoilers de Black Mirror: Bandersnatch – La esperada película interactiva de Black Mirror arribó hace unas semanas a Netflix. Pero en lugar de recibir una ovación casi unánime, Bandersnatch ha sido una cinta muy criticada por algunos.

En general, a muchos les molesta su formato de elección múltiple que no es muy complaciente a nivel narrativo. Asimismo, casi todos los finales son bastante frustantes pues ninguno es “feliz”. Durante una reciente entrevista con The Huffington Post, Charlie Brooker (creador del proyecto) comentó al respecto.

Sus respuestas fueron bastante cortantes. Por ejemplo, sobre aquella ausencia de una opción de final feliz, él señaló con sarcasmo: “¿Han visto Black Mirror?”. En ese sentido, recalca el hecho de que Bandersnatch tan solo es fiel a estilo sombrío de su serie.

Asimismo, habló acerca de quienes critican el formato de “elige tu propia aventura” de ese largometraje:

“También hay personas que dicen ‘no quiero tomar decisiones’, ‘no quiero hacer nada de eso’… Pues andate a la mierda, entonces. ¡Hacé otra cosa!”.

Más adelante reveló que él mismo ha trabajado como crítico de videojuegos en el pasado. Es por ello que le parecen ridículas las objeciones de algunos en ese sentido:

“Y luego están otros que piensan ‘oh, es demasiado simple como un juego’ o ‘los juegos han hecho esto antes’ ; bueno, esto no está en una plataforma de juegos, está en Netflix. Soy bastante consciente de lo que es un juego de computadora, gracias”.

Finalmente, puntualizó que la angustia que genera la falta de “cierre” de esa película es parte del chiste en este caso:

“Supongo que tratamos de no decir cuál es el mensaje de la historia, así que es muy dispar deliberadamente, eso es casi el punto. Es un poco como Spiderman: Into The Spider-verse, existen sucursales donde descubre que es un actor en un programa de Netflix, no podés tener eso y a su vez poner una historia emotiva donde muere de niño en un tren y entregar un mensaje coherente entre los ambas secuencias”.

De cualquier forma, su idea era la de dejar mucho que pensar al espectador y ofrecer una cinta poco ortodoxa. Aquello sin dudas no va a interesarle a todos.

Lo último que habíamos comentado sobre Bandersnatch es un método para desbloquear una escena secreta.