Para algunos era una simple cuestión de tiempo. Para otros, un poco más optimistas, no iba a suceder. Lo cierto es que los tan engorrosos y poco queribles anuncios llegaron a Netflix.

Aunque no se trata de pauta publicitaria de otras marcas como la que se puede encontrar en los videos de YouTube, sino más bien unos cortos clips con avances de sus propias series para promocionarlas, la incorporación de ellos enfadó a más de un usuario del gigante del streaming.



Por su parte, la compañía con sede en Los Gatos, California, emitió un comunicado al medio Business Insider señalando:

“En Netflix, llevamos a cabo cientos de pruebas cada año para que podamos entender mejor qué ayuda a los miembros a encontrar más fácilmente algo grandioso para ver”.

“Hace un par de años, presentamos vistas previas de video para la experiencia televisiva, porque vimos que reducía significativamente el tiempo que los miembros pasaban navegando y les ayudaba a encontrar algo que disfrutaran ver aún más rápido. Desde entonces, hemos estado experimentando aún más con videos basados en recomendaciones personalizadas para shows y películas en el servicio y continuamos aprendiendo de nuestros miembros”, continúa el escrito.

A su vez, la empresa se encargó de dejar en claro que su nueva implementación no debe significar un dolor de cabeza para sus usuarios:

“En este caso particular, estamos probando si las recomendaciones emergentes entre episodios ayudan a los miembros a descubrir historias que disfrutarán más rápido. Es importante tener en cuenta que un miembro puede omitir una vista previa de video en cualquier momento si no está interesado”.

Sea cual sea el caso, la nueva función no fue para nada bien recibida por muchas de las personas que disfrutan de esta plataforma de streaming on demand, llegando algunas incluso al punto de reevaluar su continuidad como suscriptores.

Aún así, de momento se trata de una función en fase beta, por lo que habrá que ver qué decisión toma Netflix al respecto tras recibir el rechazo de miles de usuarios.