Lana Del Rey está en plena gira con su aclamado nuevo disco Norman Fucking Rockwell!. Así fue que el jueves se presentó en el Hollywood Bowl de Los Ángeles para brindar un show cargado de invitados. Sin dudas el que más sorprendió fue Chris Isaak, a quien Del Rey invitó para cantar a dúo el clásico «Wicked Game«.

Como reporta Variety, la neoyorkina dijo antes de presentarlo: «No podemos estar en el medio de Hollywood y no escuchar la canción más sexy de todos los tiempos.» Un dueto que quedará en la memoria de los asistentes y que resultaría natural escucharlo como cóver en algun show de Lana pues guarda todo su espíritu vintage y sensual. Podés ver el video al final de esta nota.

Además de Isaak, el jueves también pasaron por el Hollywood Bowl Sean Lennon y Adam Cohen para interpretar «Tomorrow Never Comes» y «Chelsea Hotel No. 2», respectivamente. Jack Antonoff, productor del más reciente álbum de Lana, tocó el piano en «Hope Is a Dangerous Thing for a Woman Like Me to Have — But I Have It», mientras que Weyes Blood y Zella Day se unieron a la estrella de la noche para versionar un clásico de Joni Mitchell. Por último, Jesse Rutherford de The Neighbourhood fue invitado para tocar en «Daddy Issues».