Sabemos que los Beastie Boys marcaron un antes y después en la escena del hip hop en Estados Unidos. Uno de los clásicos de su autoría es “Sabotage”, un agitador tema que inclusive hoy sigue contagiando a millones.

Lo cierto es que la agrupación neoyorkina lanzó ayer su autobiografía titulada Beastie Boys Book. En sus 592 páginas se narran un sinfín de aventuras y pormenores de su trayectoria de más de dos décadas.

De todas esas anécdotas, varias han trascendido en la prensa, y una de ellas es la referente al origen de “Sabotage“. Según cuenta su integrante Ad-Rock (Adam Horovitz), la irreverente canción está inspirada en Mario Caldato Jr., un ingeniero de sonido con el cual trabajaron en la creación del álbum Ill Communication (1986):

“Estábamos totalmente indecisos sobre con qué, cuándo, por qué y cómo completar los tracks. Mario se estaba frustrando”.

Después, el músico dejó claro que Caldato no era un personaje muy amable y que les resultaba molesto y hostil:

“Esa es una manera muy tranquila de decir que él fundiría un fusible y se enojaría con nosotros y nos gritaría que solo necesitábamos terminar algo, cualquier cosa, una canción. Él apuraría horribles pistas instrumentales que hicimos para que algo avanzara hacia el final”.

Adicionalmente, Ad-Rock confesó que ese tema fue el último en ser añadido al álbum y que sufrió varias transformaciones en medio de ese proceso de grabación. Más aún, su versión definitiva solo llegó cuando él decidió “escribir una canción sobre cómo Mario nos estaba reprimiendo, cómo intentaba joderlo todo, sabotear nuestras grandes obras de arte”.

Más adelante, los Beastie Boys también dedican varios pasajes a recordar a Adam ‘MCA’ Yauch, su compañero de banda que falleció en 2012 a causa de un agresivo cáncer y hasta hoy les sigue haciendo falta.