Foto: Juan Curto

Durante más de un década, Mi Nave ha sido parte importante de la escena del pop rosarino y una de las mejores exponentes del shoegaze en América Latina.

Pero más allá de las etiquetas y de los géneros, sus canciones reflejan los sentimientos nostálgicos de toda una generación. Aquello es logrado por medio de ambientes oníricos y con una estética muy cuidada tanto a nivel sonoro como visual.

Desde su primer EP autotitulado lanzado en 2008, esta agrupación buscó recuperar el legado de proyectos como My Bloody Valentine y Cocteau Twins, aunque en sus tracks siempre se ha podido encontrar mucha menos reverberación y más nitidez en los arreglos de guitarra tejidos encima del resto de la instrumentación.

Con los años, el rol de los sintetizadores se volvió crucial en el desarrollo melódico de sus temas. Esta tendencia es muy palpable en su disco Tristeza (2016) y cobra aún mayor protagonismo en Ojos Cuadrados, su más reciente álbum; placa incluida en nuestra lista de 50 mejores discos de 2018.

Ahora, la banda anuncia su separación y varios recitales de despedida por Argentina y Chile. La noticia fue dada a conocer a través de su página de Facebook:

«Hola amigxs, hoy tenemos que contarles que por cuestiones del universo nuestra banda llega a su fin. Nos quedan estas fechas de despedida para celebrar juntxs por última vez, pronto detallaremos más cada una. Con mucha emoción lxs esperamos ahí acompañándonos.»

Quienes quieran disfrutar por última vez de su música en vivo, podrán hacerlo en las siguientes fechas y ciudades:

22 de junio: en Ciudad de Buenos Aires junto a Pyramides. Evento en Facebook.
29 de junio: en Santa Fe
20 de julio: en Santiago de Chile
2 y 3 de agosto: en Rosario