El mundo del arte sufrió su segunda gran baja de la semana: a la lamentable e igualmente esperable muerte de Burt Reynolds por problemas del corazón ahora se le suma el fallecimiento de Mac Miller, el joven rapero estadounidense que fue hallado sin vida hace algunas horas en su casa de San Fernando Valley.

Nacido bajo el nombre de Malcolm James McCormick en Pittsburgh, Pennsylvania, el artista de tan sólo 26 años murió producto de una sobredosis, según le reportó una fuente cercana a la situación a TMZ.

Acorde a la información que maneja el citado medio, un amigo de Miller fue el encargado de alertar a las autoridades sobre el deceso del músico también conocido como Larry Fisherman, quien fue declarado muerto en la escena.

Si bien todavía no salió a la luz un comunicado oficial de parte de la policía local ni de la familia, lo cierto es que Miller batalló con su adicción a diferentes sustancias durante años. De hecho, su difícil lucha fue uno de los grandes tópicos de algunos de los tracks de Swimming, su quinto álbum de estudio editado el pasado 3 de agosto.

Conocido en el último tiempo más por su romance con la estrella pop, Ariana Grande, y por algunos conflictos con la ley que por su arte, Miller fue una de los principales números de rap de las ediciones sudamericanas del Lollapalooza 2018.

Descansá en paz, Mac.