Foto: Pablo Brunotto

Los hoteles son lugares donde los músicos suelen pasar gran cantidad de sus horas durante las giras, por lo que no es de extrañar que algunas de las mejores anécdotas de los artistas tengan como sede estos edificios.

Noel Gallagher, un rockero con años de recorrer carreteras encima, es de esas personas que ha vivido más de uno o dos momentos fuera de lo común durante sus noches en medio de algún tour con Oasis o con su banda actual, los High Flying Birds.

Recientemente, el oriundo de Mánchester conversó con El País y, en medio de la entrevista, el hermano mayor de Liam desempolvó una hilarante anécdota que le tocó padecer en un hotel.

“Mirá, te voy a contar la peor tortura a la que he sido sometido nunca”, comenzó. “Estaba en un hotel tras tocar en un festival. Llegué a la habitación a las 2 de la madrugada y la gente de la habitación de al lado tenía una guitarra.”

Hasta acá, nada fuera de lo común, pero la situación empeoró rápidamente:

«¡Empezaron a tocar mis canciones! Al cabo de un buen rato tuve que llamar a recepción y decirle a la mujer que estaba ahí que ya eran las 5 de la mañana, que había gente en la habitación contigua tocando música muy alta y no podía descansar. Me preguntó en qué habitación estaba yo. Le dije: ‘Eso no importa’. ‘¿Es usted el señor Gallagher?’, preguntó. Carajo, sí soy yo’, contesté. Toda esta conversación mientras se oía de fondo a alguien cantar ‘Don’t Look Back in Anger’ muy mal y con la letra equivocada.”

“Estuve a punto de levantarme, golpear a la puerta y gritarles: ‘¡¡¡Whatever tiene un segundo verso, idiotas!!!’. Entonces, oí cómo la mujer les llamaba a la puerta y les pedía que dejaran de tocar. ¿Y qué hicieron entonces? ¡Pusieron un puto CD de Oasis!”, finalizó el relato.