Peter Tork, el bajista, tecladista y cantante de The Monkees, falleció en su casa de Mansfield, Connecticut a la edad de 77.

La noticia fue rápidamente confirmada por Anne Thorkelson, la hermana de Tork, al The Washington Post mientras que el hijo del músico, Ivan Iannoli, le aseguró al The New York Times que la causa de la defunción estuvo relacionada con complicaciones con su carcinoma adenoide quístico, un cáncer raro que afecta la lengua y que se le diagnosticó por primera vez en 2009.

«Me han dicho que se escabulló pacíficamente», manifestó su compañero de banda, Michael Nesmith, en un comunicado.

“Sin embargo, mientras escribo esto, mis lágrimas no tienen fin y mi corazón está roto. Aunque me aferro a la idea de que todos continuamos, el dolor que asiste a estas pérdidas no tiene cura».

Por su parte, el cantante y baterista, Mickey Dolenz, tweeteó:

“No hay palabras por ahora… el corazón roto por la pérdida de nuestro hermano Monkee”.

The Monkees, el grupo que Tork integró junto a Dolenz, Davy Jones y Nesmith, fueron una banda creada por los productores de Hollywood en la década de 1960 para capitalizar la asombrosa popularidad de los Beatles.

Sus miembros fueron elegidos como las estrellas de una comedia de la NBC, The Monkees (1966-68), en la que tocaban y trataban con situaciones cómicas con una irreverencia infantil, tal y como lo hicieron los Beatles en sus exitosas películas A Hard Day’s Night y Help!.

Debido a que fueron un número ensamblado para la televisión, The Monkees no escribieron sus propias canciones y no tocaron sus propios instrumentos (imitaban hacerlo para la cámara), motivos por los que fueron despreciados por muchos.

Aún así, el cuarteto sorprendió a muchos en la industria de la música, y hasta quizás a ellos mismos también, cuando se hicieron populares tanto en la TV como en las listas de éxitos de aquel momento.

Su programa ganó el Emmy a serie de comedia en 1967, y muchos de los hits de la banda como «Last Train to Clarksville«, «Daydream Believer«, «Pleasant Valley Sunday» y «(Theme From) The Monkees» se tradujeron en ventas al mismo nivel estratosférico que el alcanzado por los cuatro de Liverpool.