Categorías: Noticias
| Publicado
12/08/2020

Pink Floyd: David Gilmour elige la canción pop perfecta

El músico confesó que le hubiese gustado escribir este clásico de los Kinks.

Foto: Facebook de David Gilmour

David Gilmour es, sin lugar a dudas, uno de los músicos más talentosos de la historia de la música en lo que a escribir canciones se refiere, pero, aún así, eso no lo priva de escuchar algún tema ajeno y desear haberlo escrito.

Lo mencionado le ocurrió con “Waterloo Sunset”, el primer single del quinto álbum de The Kinks, Something Else by the Kinks, el cual fue editado el 15 de septiembre de 1967 a través del sello Pye Records.

El ex Pink Floyd se ha referido en varias oportunidades al track compuesto y producido por Ray Davies. Por ejemplo, cuando dijo presente en el show de la BBC Radio, Desert Island Discs, en 2003, Gilmour la nombró como su primera opción para llevarse a una isla desierta.

Foto: Facebook de David Gilmour

"En una hermosa playa cálida, escuchar esto en la puesta de sol 'en otro lugar' y alejarse de Londres sería un momento maravilloso", reconoció el músico (quien recientemente publicó su primera canción en cinco años) en una entrevista de 2015 con la revista Uncut.

El artista oriundo de Cambridge también reconoció que los Kinks desempeñaron un papel importante en la inspiración de "Fat Old Sun", tema que formó parte del álbum de 1970 de Pink Floyd, Atom Heart Mother.

"Es uno de esos tracks en los que todo encaja muy fácilmente. Recuerdo que en ese momento pensé: ‘¿De quién robé esto? Estoy seguro de que es de los Kinks o de alguien’. Pero desde cuando sea que fuera – 1968, 1969 –, nadie dijo nunca: ‘Es exactamente así’. Es una letra bonita, estoy muy feliz con eso", reconoció en la misma publicación británica en 2015.

Foto: Facebook de David Gilmour

Como si fuera poco, en el estreno de su DVD de 2007, Remember That Night - Live At The Royal Albert Hall, Gilmour, de 74 años, volvió a hablar sobre el lugar especial que la composición de Davies tiene en su corazón, al asegurar:

“Para mí, la canción pop perfecta es 'Waterloo Sunset' de los Kinks. Me hubiera encantado haber escrito eso".