Noticias
|
09/09/2021

La canción de Pixies inspirada en Salvador Dalí

“Debaser” fue estrenada en 1989 como parte del clásico álbum Doolittle, y la energía de esta canción la convirtió en una de las favoritas del público. Conocé la historia detrás de su letra a continuación.

"Debaser" es sin dudas una de las canciones más famosas de la carrera de Pixies. Estrenada en 1989 como parte del clásico álbum Doolittle, la energía de esta canción la convirtió en una de las favoritas del público, no solo de los adeptos de la banda sino también de los oyentes en general. En su melodía y producción contiene aún el espíritu alternativo y provocador de los 80, con guitarras súper presentes y agudas y una voz desgarrada. Sin embargo, posiblemente uno de los aspectos más interesantes de esta canción sea la letra.

Si en las primeras escuchas de "Debaser" parece incomprensible su poesía es porque, justamente, está en dos idiomas. Mientras el comienzo de la canción relata en inglés una excéntrica película, el estribillo no hace más que repetir su nombre. Hablamos del clásico del cine surrealista: Un Chien Andalou, o como fue conocida en español, Un perro andaluz. El cortometraje de 1929 dirigido por Luis Buñuel y guionado junto a su amigo y compañero Salvador Dalí se volvió el paradigma del cine surrealista y, así, la influencia de cientos de artistas. Entre ellos se cuenta la banda de rock estadounidense.

"Debaser" tiene como significado "degradador", algo que era parte de la poética del propio Dalí y que los músicos incorporaron al universo de esta canción. Además, en las primeras líneas podemos notar cómo hacen referencia a la inolvidable escena de un ojo siendo cortado por una navaja.

El propio David Bowie expresó acerca de la canción: "Una de las canciones más poderosas que escuché en ese tiempo fue 'Debaser'". Lo cierto es que una de sus grandes fortalezas es esta referencia cinematográfica y también conceptual, que termina por incluir a la canción dentro del universo de Dalí, también a modo de homenaje.

Ver más sobre: PixiesSalvador Dalí