Noticias
|
03/06/2022

Sex Pistols: John Lydon cree que “la anarquía es una idea terrible”

El ex Sex Pistols escribió un artículo en el que dejó en claro su postura sobre la anarquía y la realeza británica. Leé lo que dijo acá.

“Anarchy In The UK” seguramente es una de las canciones más icónicas del repertorio de los Sex Pistols y de toda la historia del movimiento punk. Sin embargo, uno de los autores de ese himno parece diferir fuertemente con su mensaje. John Lydon ha vuelto a desatar una polémica entre sus fans al señalar que “la anarquía es una idea terrible” en un artículo que escribió para The Times.

En dicha columna, el exrebelde británico comentó: “Aclaremos eso. No soy anarquista. Y me sorprende que haya sitios web por ahí, sitios anarquistas .org, financiados en su totalidad por la mano corporativa y, no obstante, despotrican sobre estar fuera de la tormenta de mierda. Es absurdo. Y lo están haciendo con Dr. Martens de diseñador, con pequeñas mochilas ingeniosas y pasamontañas muy bien confeccionados”.

John Lydon. Foto: Facebook de John Lydon.

En ese mismo texto, el músico de 66 años también indicó que es “anti-realeza” pero no “anti-humano”. Inclusive, se animó a mostrar un poco de empatía por la Reina Isabel II: “Dios bendiga a la Reina. Ella aguanta mucho. No tengo animosidad contra nadie de la familia real. Nunca la tuve”.

Más adelante, explicó en detalle su posición frente a la casa real que aún rige en su país natal: “Es la institución lo que me molesta y la suposición de que debo pagar por eso. Ahí es donde trazo la línea. Es como, ‘No, no conseguirás vacaciones de esquí con mis impuestos'”. Aquellos dichos contrastan con la furia que expresa su antigua banda en singles como “God Save The Queen”, un tema explícitamente dirigido en contra de la matriarca y todo el sistema que la ha mantenido en el poder a ella y a su familia durante muchas generaciones.

Hace unas semanas, Lydon apuntó en contra de los miembros de Sex Pistols tras declarar públicamente que está “en la ruina” tras la batalla legal contra sus excompañeros.