Foto: Facebook de Stephen King

Stephen King parecer ser el escritor de terror predilecto de la industria del entretenimiento. Más allá del éxito de clásicos como IT y The Shining (El Resplandor), el autor sigue teniendo adaptaciones de su obra al cine y la televisión. Hace poco, supimos que su novela In the Tall Grass (En la Hierba Alta) llegó a Netflix en forma de película. Asimismo, The Institute (El Instituto), otro de sus libros, será convertido en una serie.

El escritor de 72 años reconoce estar satisfecho con su legado y por eso quiere crear un nuevo espacio para que sus seguidores puedan estar en contacto con su obra de nuevas maneras. Así es que Stephen y su su esposa Tabitha le solicitaron al Concejo de la ciudad de Bangor rezonificar su hogar como una organización sin fines de lucro.

La entidad aprobó el pedido de la pareja de manera unánime. Con esa medida se permitirá albergar un enorme archivo del trabajo de King en su antigua casa. De igual forma, se ofrecerán visitas restringidas con cita previa para hasta cinco escritores a la vez.

El concejal Ben Sprague celebró la decisión del aclamado narrador en un diálogo con la revista Rolling Stone:

«La familia King ha sido maravillosa para la ciudad y ha donado literalmente millones de dólares a diversas causas en la comunidad. Preservar su legado aquí en Bangor es importante para nosotros.»

Respecto del asunto, el oficial de planificación David Gould agregó que no querían que el lugar se convierta en un «Dollywood» o una atracción turística. Más que nada, les preocupa no molestar a los vecinos que viven cerca. Sin embargo, ha sido inevitable que en años recientes miles de personas viajen a sacarse fotos en la puerta de la residencia de los King en 47 West Broadway. Naturalmente, el novelista y su cónyuge se mudarán para que el sitio se convierta en un museo.