|
06/05/2021

The Smiths: La historia detrás de la portada de The Queen is Dead

La portada de este disco icónico llegó incluso a trascender las canciones y ser un símbolo de la cultura pop de los años 80. Conocé su historia en esta nota.

The Smiths

The Queen is Dead es considerado el álbum definitivo de The Smiths y uno de los discos fundamentales de la música alternativa. Se trató del tercer disco de la banda y fue lanzado en 1986, compuesto musicalmente en su mayoría por Johnny Marr, quien iba pasando las nuevas canciones a sus compañeros durante una gira y se ensayaban en las pruebas de sonido.

El disco contiene grandes canciones como "The Boy with the Thorn in His Side", "There Is a Light That Never Goes Out" o "Some Girls Are Bigger Than Others" y alcanzó el número dos en las listas británicas en su momento de lanzamiento. Con el paso de los años, se ha incluido en incontables listas donde figura entre los más memorables álbumes.

Sin embargo, no fue solo su contenido lo que hizo de este disco un trabajo tan icónico para la banda. La portada llegó incluso a trascender las canciones y ser un símbolo de la cultura pop de los años 80. La tapa fue diseñada por el propio Morrissey y la foto pertenece a la película de 1964 L'Insoumis, protagonizada por el icónico actor francés, Alain Delon. Para contar con esta fotografía, la banda tuvo que contactarse previamente con el famoso galán del cine y recibieron su aprobación por medio de una carta.

The Queen is Dead, disco de The Smiths

Así, el actor hizo referencia a este momento en su autobiografía y reveló que en dicha carta a The Smiths les dijo: "Les dije que a mis padres les enojaba que alguien llamara un álbum La reina está muerta". Claramente, este aspecto no fue tomado en cuenta y continuaron con su idea, siendo el título del disco otra de las razones por las que también se convirtió en legendario.

Recurrir a referencias cinematográficas no fue un hecho aislado para The Smiths, ya que abrevaban fuertemente de la cultura pop y así, la grabación con la que empieza el disco correponde a la canción "Take Me Back to Dear Old Blighty", que aparece en el film de 1962 The L-Shaped Room. Además, para el single de "Bigmouth Strikes Again" vemos en la foto que lo acompaña a James Dean en una motocicleta, ya que era uno de los ídolos de Morrissey.

Otro ejemplo es "The Boy With The Thorn In His Side", para la cual se usó una foto de niño de Truman Capote. No solo las referencias al séptimo arte circulan por este disco, sino también las literarias. De hecho, el título del álbum está extraído de un pasaje de la novela Last Exit To Brooklyn de Hubert Selby Jr.

Ver más sobre: The Smiths