En 2017, cuando se supo que había chances de que Radiohead fuera uno de los números que serían introducidos al Salón de la Fama del Rock & Roll, tanto Jonny Greenwood como Ed O’Brien demostraron la poca importancia que la banda británica le daba a dicho reconocimiento. Tal fue así que, incluso sin saber si tendrían el honor de ser elegidos en 2018, Thom Yorke y compañía terminaron programando su regreso a Argentina para la misma fecha en la que se iba a realizar la ceremonia.

Finalmente, Radiohead no superó el corte final de artistas que serían introducidos, pero en 2018 volvieron a estar entre el grupo final de nominados y lograron ser elegidos para que su nombre viva para siempre en Cleveland desde 2019.

Aún así, en un diálogo con Variety, Yorke volvió a hablar sobre el tema y ya anunció su ausencia del evento que se llevará a cabo en el Barclays Center de Brooklyn el 29 de marzo.

En primera instancia, el músico de Wellingborough fue coherente con otros dichos de su compañero Ed O’Brien al mencionar que, como banda inglesa, no comprenden mucho la importancia de este tipo de reconocimientos:

“El Salón de la Fama del Rock & Roll… siempre hemos sido muy descabellados por esas cosas. Así que no queremos ofender a nadie. Simplemente pensamos que no lo entendemos del todo. Nos lo han explicado, así que es genial. Pero en realidad no lo entendemos como ingleses. Creo que nuestro problema es, en esencia, que cada ceremonia de premios en el Reino Unido apesta. Crecimos con los BRIT, que es como ese tipo de accidentes automovilísticos con alguien ebrio en los que no querés involucrarte (Risas). Entonces, sí, realmente no sabemos qué hacer al respecto”.

Hasta ahí, la puerta parecía abierta en cuanto al tema de que la formación asistiera al evento, pero más adelante en la entrevista el frontman se encargó de avisar que él definitivamente no participará. En su caso, el motivo de la ausencia es otro compromiso que no se desarrollará el mismo día que la ceremonia, sino más de una semana después.

“No puedo. Sé que no puedo, debido a estas piezas para piano que escribí para la Filarmónica de París, así que tengo que estar allí para eso”.

La pieza a la que Thom hizo referencia es una que escribió para Katia y Marielle Labèque, y que se estrena en la Filarmónica de París el 7 de abril, exactamente nueve días después de la inducción al Salón de la Fama.

Por otro lado, Yorke sí se mostró entusiasmado ante la posibilidad de ser nominado a un Oscar por su canción “Suspirium”, el single principal de su álbum creado para musicalizar Suspiria, la película del italiano Luca Guadagnino.

“Espero que [la canción] sea nominada. Eso sería genial, porque fue un año y medio en mi vida, y trabajé muy duro en eso. Entonces, ya sabés, a veces es bueno ser reconocido. A veces, si entendés lo que significa”, sentenció el artista.