Las Luces Primeras brindó un show el pasado jueves en Palermo para presentar su segundo disco, Forestal Tape, editado en febrero de este año. Se trató de una cita íntima, onírica y psicodélica cuyo espíritu trasladó a todos los presentes a un paisaje montañoso ultra sensorial.

La agrupación mendocina liderada por Mariano Peccinetti tocó poco más de quince temas y aquel planeta llamado Saturnia, uno de los ejes conceptuales de su último trabajo, se materializó con cada canción.

Foto: Matías Casal

El show abrió de manera instrumental con “Cuenco forestal” y “Agua de las avispas”, ambos de su segundo trabajo, cuyos sonidos sintéticos reverberados empezaron a pintar ese paisaje boscoso y preparando a todos para lo que vendría después. Los cuerpos frente al escenario modesto, relativamente bajo y sin visuales, con poco humo pero perfectamente iluminado, se movían lento y con una cadencia en común: como la de quien sueña despierto con los ojos abiertos.

Entre las paredes negras agujereadas del lugar por las que se colaba una luz amarilla, llegó el tercer tema. “Dragón de la montaña” comenzó a sonar con su batería insistente en un principio, que le dio lugar a la voz reverberada de Peccinetti por primera vez en esta jornada.

Todo el clima entonces se relajó aún un poco más y el público cayó rendido ante la cadencia de los sonidos. En ese momento la banda le abrió la puerta a “Mineral”, primer tema que sonaría de su disco debut Sensualista (2015). Los paisajes sonoros ya estaban instalados y era casi imposible no cerrar los ojos para trasladarse a esa precordillera repleta de vegetación y luces de colores, animales extraños y portales a mundos lejanos.

Foto: Dana Ogar
Foto: Dana Ogar

Promediando el show llegaron los puntos más altos (quizás los más arengados y festejados por el público), “Nubes en Saturnia” y “Los flamencos”, para sumergirnos en una laguna psicotropical inmensa. Pese a un pequeño problema técnico con una de las guitarras en una de las canciones, el show siguió adelante sin sobresaltos y cerró con “Alfa Dorada“, el single de 2014 que mantuvo a todos a flote hasta que la salida de la banda nos advirtió que la ensoñación había concluido.

Así entonces finalizó el primer show que la banda dio en Buenos Aires este año, al que le sucedió una presentación en La Plata al día siguiente junto a El Zar. El resto del año verá a los mendocinos de regreso en su ciudad natal para presentarse el 21 de este mes y volver a Buenos Aires para el día 2 del Personal Fest, el 11 de noviembre.

Foto: Dana Ogar
Foto: Matías Casal

Foto principal: Dana Ogar.