Maia Basso

Rosario es la ciudad del río. Una localidad ubicada encima del agua marrón. Tan encima que a veces el río se come la tierra de la barranca y Rosario parece ir desapareciendo de a mordiscos. También es una ciudad que acunó el indie desde sus comienzos. A la par de su crecimiento en La Plata, en la ciudad santafesina surgieron proyectos emergentes a pasos acelerados. Había un diálogo entre La Plata y Rosario, se intercambiaban ideas, acordes y las nuevas bandas compartían escenarios. Todo era indie, en parte gracias a que hace 8 años, en esa ciudad mordida por el río, nació el sello independiente y autogestivo Polvo Bureau. Hoy el sello tiene más de 30 discos de folk, post pop, lo-fi y electrónica en su catálogo, y ha tenido bajo su brazo a la mayoría de las bandas que hicieron de Rosario una ciudad indie: la música de Daddy Rocks, Päl Das Shutter, Chimo, Los Codos, Queridas y unas cuantas más se pueden escuchar en el Bandcamp del sello.

Polvo celebró sus 8 años de vida trayendo a Buenos Aires las joyas de su actualidad, para compartir con los amigos porteños sus sonidos más frescos. Esa celebración fue en el ciclo IndieFuertes, el jueves 11 de julio en el Lado B de Niceto, en una fecha íntegramente rosarina integrada por Maia Basso, Perro FantasmaCamperas. Mi Nave inicialmente formaba parte del line up, uno de sus shows de despedida, pero se tuvieron que bajar por problemas de salud de uno de sus integrantes.

Maia Basso

En una noche lluviosa pero que dio tregua con una temperatura muy amigable, Maia Basso se encargó de abrir la fecha, en su debut como parte del sello con el lanzamiento de su single «Dorado». La integrante del trío de electrónica Aguaviva estrenó su obra solista y solo bastó ella con su sintetizador y computadora para darle empuje a la noche. Vistiendo una campera de lluvia, lució su voz, suave con picos de intensidad en una entonación perfecta.

Perro Fantasma

Otro debut en el escenario de Niceto y la ciudad, fue el de la banda franco-argentina, Perro Fantasma, creada por Fede Colombo y Pauline Fondevil. El grupo, que nació como dúo pero ya tiene cinco integrantes, mostró las canciones de su disco homónimo y su indie folk oscuro en donde prevalece la voz de Pauline, cantando en inglés, español y francés con soltura y delicadeza.

Llegando a la medianoche Camperas se sumó a este escenario de debutantes. Además de repasar las canciones de su primer disco, presentó su nuevo single «Fototeca». El tema, estrenado hace pocas semanas como adelanto de su próximo trabajo discográfico, reafirma el camino que la banda liderada por Federico Oti está llevando, con un indie suave de punteos de guitarra tipo dream pop playero. La banda, que aún no anunció si volverá a las plataformas digitales con un LP o EP, se mostró segura y aceitada en el escenario, luciendo sus músicos curtidos de años de escenarios y proyectos pasados. El show, corto y efectivo, además dejó abierta la gran interrogante de si esta será la siguiente banda emblema de la ciudad del río.

Camperas