Si bien la cultura del rap nació hace tiempo, fue en los últimos años que una oleada cada vez mayor de gente apoya y se siente identificada con el hip hop. Sin ir más lejos, el trap no es más que una variación del género con un beat más bailable y electrizante y con la mayor predominancia de efectos vocales. De esta forma, las batallas de freestyle han tomado un papel predominante en este milenio y desde 2005, año en que tomó lugar la primera Batalla de los Gallos (ganada por el argentino Frescolate en Puerto Rico), que las batallas entre raperos no han dejado de crecer.

Este año le tocó a Argentina ser la sede de la Final Internacional de la Batalla de los Gallos auspiciada por Red Bull. 16 participantes se reunieron el domingo 9 de diciembre para disputar la mejor y más exigente competición de rap hispanohablante del mundo. Aczino y Rapder (México), Arkano y Bnet (España), Wos y Dozer (Argentina), Pepe Grillo (Chile), Neón (Bolivia), Jaze (Peru), Valles T (Colombia), Indico (Panama), KDT Rapsoldier (República Dominicana), Letra (Venezuela), RVS (Costa Rica), Yerico (Cuba) y Switch (Ecuador) fueron los ganadores de las respectivas finales nacionales en sus países (a excepción de Aczino, Wos y Arkano que se ubicaron en el 1er, 2do y 3er puesto respectivamente en la Final Internacional de México en 2017) y tuvieron la posibilidad de representar a sus países. En esta ocasión, el honorable jurado estuvo compuesto por cinco de las más notables figuras del rap: Skone, Dtoke y Hadrián (campeones internacionales en ediciones pasadas), Omega (freestyler chileno) y el local Duki. Estos fueron los encargados de impartir justicia a lo largo de todas las batallas del encuentro.

Foto: Gustavo Cherro / Cortesía de Red Bull
Foto: Gustavo Cherro / Cortesía de Red Bull

Con un cambio de horario debido a la final de la Copa Libertadores, el show comenzó al mediodía en el Club Hípico, con entradas agotadas, de la mano del mítico Misionero (Darío Silva) otorgándole al público un conmovedor discurso sobre la mítica unión que genera el Hip Hop entre sus allegados. Luego se dieron a conocer los resultados del sorteo para los cruces de octavos de final: de un lado del cuadro se encontraban Wos-Rapder, Neon-Letra, Valles T-KDT y Yerico-Pepe Grillo y del otro se ubicaron Aczino-Jaze, RVS-Indico, Switch-Bnet y Arkano-Dozer.Con este diagrama, ubicados ambos en distintos segmentos del cuadro, era posible soñar con una posible repetición de la final 2017 entre Aczino y Wos. De esta manera se dieron batallas de toda índole: complicadas, accesibles, inesperadas y algunas sumamente interesantes. Fueron organizadas a partir de dos rounds de 60 segundos por cada rapero con una palabra en pantalla que iba cambiando y que tenían que utilizar en sus rimas.

Los enfrentamientos quedaron establecidos entre Wos y Letra, Valles T y Pepe Grillo, Aczino e Indico y, por último, como la batalla más esperada de esta instancia, Arkano y Bnet, los dos españoles participantes de esta final. Comúnmente enfrentados en competiciones de su país natal, los dos europeos ofrecieron una batalla inigualable. Sin embargo, Bnet le supo encontrar la vuelta de tuerca a su flamante oponente y, habiéndose enfrentado varias veces en el pasado, supo qué estrategia utilizar para ganarle con autoridad al campeón internacional del año 2015.

Foto: Gustavo Cherro / Cortesía de Red Bull
Foto: Gustavo Cherro / Cortesía de Red Bull

Ya se acercaba el final del encuentro y los ánimos del público eran visibles. En uno de los recesos entre instancia e instancia, Duki se subió al escenario y supo entretener a la audiencia con algunos de sus temas. El trapero se encuentra atravesando su mayor momento de fama y se notó en los coros de las letras de sus canciones entre la multitud. Los comienzos del artista se remontan a las tardes de plaza donde supo competir en diversas competiciones en el ambiente del freestyle allá por los años 2015 y 2016. Luego, su camino lo llevó a entremeterse cada vez más en el ambiente trapero hasta ocupar el lugar de exponente que lo ubica hoy en día.

Antes de seguir con la competición, y luego de unos hilarantes videos editados sobre rimas de raperos argentinos se dio a conocer la próxima sede de la Final Internacional de la Red Bull Batalla de los gallos: España. El país del viejo continente será el anfitrión de la batalla mundial en el 2019.

Sin más preámbulos, las semifinales de la competición se fueron articulando y quedaron de la siguiente manera: Wos-Valles T y Aczino-Bnet. Fueron arduos enfrentamientos con un primer round basado en objetos que se encontraban en dos baúles dispuestos en el escenario y un segundo round de estilo libre. Bnet y Valles T demostraron tener un alto nivel de rima e improvisación pero no les bastó para estar en la final y se disputaron entre ellos el 3er y el 4to puesto. Como bien pasa todos los años, el tercer mejor freestyler de la competición clasifica directamente a la final del año que viene y en este caso se le dio al colombiano. Luego de una batalla de alto vuelo, Valles T supo imponerse sobre su contrincante español y lo veremos nuevamente el año próximo en la final internacional en Europa.

Nuevamente Wos y Aczino se encontraban en la recta final para coronarse como los mejores freestylers del habla hispana 2018. El argentino y el mexicano son los primeros en llegar a dos finales consecutivas es una internacional en toda la historia del circuito. De un lado se encontraba el actual campeón para defender su título y del otro el favorito de la gente, sub campeón de la edición pasada.

La batalla estuvo conformada por un discurso introductorio de 60 segundos en los cuales tenían que presentarse, contar su historia con el hip hop y convencer al público de por qué debían ser elegidos. Luego siguió un formato 2×2 en el que cada rapero debía entonar dos versos y su contrincante debía decir otros dos, un formato novedoso en estas competiciones, sobre todo para una final internacional. Por último, 120 segundos de un clásico 4×4 estilo libre.

Tres rounds a pura sangre. Ninguno de los dos dejó pasar nada ni se achicó en ningún momento. Lo dieron todo y más, por la gloria y el reconocimiento. Sin embargo, uno solo podía ganar y al ritmo de rimas elocuentes y perspicaces tales como: “Dice que me gana, yo no lo escucho/ Si me gana igual, no me va a cambiar mucho/ Aunque pierda esta gente se va llena de orgullo/ esa es la diferencia entre mi país y el tuyo”, Wos supo dar un paso hacia adelante y coronarse campeón internacional 2018. Aczino no pudo cumplir su promesa del año pasado de venir a ganarle al argentino en su casa y se quedó con el segundo lugar y un merecido puesto para la final del año que viene. Wos se quedó con todo lo demás. A partir de ahí fue todo fiesta para público y para el joven freestyler. ¡Salud campeón!

Foto: Gustavo Cherro / Cortesía de Red Bull
Foto: Gustavo Cherro / Cortesía de Red Bull

*

Foto principal: Fabio Piva / Cortesía de Red Bull.