Foto: AMC

Malas nuevas para los ansiosos fanáticos de Better Call Saul: la quinta temporada del exitoso spin off de Breaking Bad no verá la luz sino hasta 2020.

La noticia fue dada por Sarah Barnett, la presidenta de la cadena AMC, quien en un diálogo con Vulture argumentó que la decisión se tomó «impulsada por las necesidades artísticas, que no anularíamos si resultara en un peor espectáculo».

Por otro lado, el posponer la quinta entrega también tiene sentido debido a la apretada agenda de Vince Gilligan, el creador, productor ejecutivo y showrunner tanto de Better Call Saul como de su predecesora, Breaking Bad. Como ya es sabido, el nacido en Richmond, Virginia se encuentra trabajando en una película sobre BB que incluirá a Bryan Cranston y a Aaron Paul.

Además, Barnett comentó sobre la conclusión de la serie, la cual estaría cerca de llegar:

“Bueno, sabemos claramente que el final ya estaba escrito antes de que empezara el comienzo (risas). Los escritores tienen un sentido muy particular y muy claro del arco de su programa».

«Ciertamente nos estamos acercando [al final]», sentenció.