La audiencia ansiosa de estos tiempos parece no estar satisfecha con los finales abiertos ni las historias abstractas. Así, si una ficción no entrega su trama lo suficientemente explicada, surgirán miles de teorías de fanáticos al instante. Es por ello que no resulta sorprendente el hecho de que internet esté plagada de teorías sobre el sentido de Twin Peaks, una de las series más enigmáticas de todos los tiempos.

En los últimos meses, un postulado en particular ganó mucha fuerza entre los seguidores de dicha tira televisiva que regresó en 2017 con su tercera entrega. La teoría en cuestión sugiere que mirar al mismo tiempo los episodios 17 y 18 de esa temporada ayuda a entender la enredada línea temporal del programa. Es decir, se afirma que esos dos capítulos están pensados para verse de forma sincronizada.

Al respecto de esa sugerencia, David Lynch no parece estar muy contento. El cineasta prefiere que sus obras tengan interpretaciones infinitas y no le gusta que el público se cierre a una sola lectura de los hechos. Así que en una reciente entrevista con el diario The Guardian donde le consultaron sobre esa hipótesis, él se limitó a decir que es «una tontería.» El director aconsejó desestimar la recomendación de ver a la vez tales episodios. Más adelante, el hombre a cargo de cintas como Mulholland Drive comentó:

«Si hay 100 personas en la audiencia, conseguirás 100 interpretaciones distintas, especialmente cuando las cosas se vuelven abstractas. Eso es hermoso.»

De manera que a él no le parece nada grave que el público nunca termine de «entender» los hechos. Por el contrario, su objetivo es que cada uno construya el sentido que mejor le parezca:

«Todo el mundo es un detective y cualquier cosa que se me ocurra es válida en mi mente.»

Lynch luego le devolvió los elogios a Jim Jarmusch, un colega que escogió a Twin Peaks: The Return como «la mejor película de la década».