[Advertencia de spoilers] Muchos de los que esperamos con anhelo el regreso de Twin Peaks, la mavarillosa y onírica serie de culto de David Lynch, consideramos que el octavo capítulo de esa tercera temporada que se estrenó el año pasado era una obra de arte. Pues bien, portales como IndieWire coincidieron en esa misma afirmación y ahora se ha sabido que el director en cuestión habló un poco sobre una de las escenas más icónicas del episodio.

Puntualmente, nos referimos a la imagen de una extraña rana ingresando en la boca de una joven que duerme, secuencia que vemos al final de ese comentado capítulo número ocho.



La revelación acerca del tema la hizo el cineasta estadounidense en su libro Room To Dream que está pronto a lanzarse, puesto que en un aparte de tal texto publicado hace poco por The New York Times, Lynch narra la historia de un viaje que hizo en el tren Orient Express de Atenas a París. Resulta entonces que David vio lo siguiente durante una parada que hizo el vehículo en Yugoslavia, al dirigirse muchos turistas a un punto, él también se acercó y descubrió lo siguiente:

“Ellos iban hacia unos puestos de lona con pequeñas y tenues luces, allí había bebidas de diferentes colores: púrpura, verde, amarillo, azul y rojo, pero era tan solo agua azucarada”.

Más adelante, el director expresa:

“Cuando bajé del tren, entré en este polvo suave que tenía una profundidad de 20 centímetros y soplaba, y de la tierra surgían estas enormes polillas, que eran como ranas, saltaban hacia arriba, y volaban y voltearon y regresaron abajo de nuevo. Así que esa era la polilla-ranas: las cosas simplemente aparecen en el mundo de Twin Peaks”.

Finalmente, y sobre la trama de dicha serie que es eternamente discutida por sus televidentes, él prefirió no arruinar todas esas especulaciones y apuntó que justamente ese es el encanto de esa producción, es decir, remarcó lo interesante de sus múltiples interpretaciones:

“Todo el mundo tiene su propia teoría acerca de qué se trata el programa, lo cual me parece genial, y no importaría si explicara mi teoría”.

Con ese sabio enunciado, Lynch confirma que nunca nos sacará de la duda, en vista de que es justamente eso lo que él quería plantar en nuestras mentes.

Recordemos en todo caso que el esperado nuevo libro de este cineasta saldrá a la venta desde el próximo 19 de junio.