Game of Thrones llegó a su fin y dejó un sabor amargo para varios fans. En la noche del domingo se estrenó el último capítulo de la serie que durante 8 temporadas se mantuvo como una de las más exitosas de la historia. La serie, ambientada en la Edad Media, ha sido foco de las redes sociales durante semanas.

Una de las cosas que los fans han dejado al descubierto son algunas «accidentes» cometidos en cuanto a la ambientación de la serie. Sabemos que cuando una producción es de época, los detalles cuentan al máximo, ya que, de otro modo, pierde verosimilitud a nivel histórico. Si bien GOT ha sido una serie impecable en cuanto a la creación de reinos, dragones, vestuarios y locaciones, nadie está exento de cometer errores.

Fue semanas atrás que internet estalló al viralizarse una imagen en la que aparecía un vaso térmico de Starbucks. Una atemporalidad que sirvió para que miles de fans viralizaran todo tipo de memes. Tanto se habló de este error, que una de las productores ejecutivas de la serie salió a hablar del tema:

«Los profesionales de la serie están implicados un 1000%. Si este fallo es lo peor que podemos encontrar, es que estamos en buena forma.»

Ahora, en el capítulo final, GOT se despidió con otro error de arte. Ha sido a los pies de Samwell Tarly que apareció una botella plástica de agua, algo bastante improbable en tierras medievales.

Fue una fan que publicó el clip del momento en Twitter e inmediatamente se viralizó: