|
21/04/2020

Twin Peaks: El crimen que sirvió como inspiración para hacer la serie

Mark Frost reveló la historia que lo atormentaba de niño.

Foto: ABC

Twin Peaks es una serie creada por David Lynch y Mark Frost que cambió la historia de la televisión para siempre gracias a su tono surrealista y a su formato narrativo casi cinematográfico.

A 30 años del estreno de su primera temporada, todavía es mucho lo que se especula en internet sobre esta fascinante producción. Uno de los asuntos más comentados es la posible fuente de inspiración para la historia que da origen a las tres entregas del programa: el cruel asesinato de una estudiante de secundaria.

Si bien queda claro que la historia de Laura Palmer no es real, algunos medios señalan que Frost sí tomo como referencia un femicidio ocurrido en Sand Town, una localidad aledaña a Nueva York. Concretamente, se señala que a Mark su abuela le contó que una vez una chica fue asesinada en el citado pueblo y que su cuerpo fue encontrado a las orillas de un lago. Con ese relato, la anciana buscaba asustar a su nieto para que no se aventurara a pasear por el bosque por las noches. En un periódico local de Sand Lake, Frost confesó:

"La inspiración para la tira de televisión Twin Peaks surgió de un pequeño cuento de pesadilla que mi abuela Betty Calhoun me plantó en la oreja cuando era niño."

Foto: ABC

Pero aquello que llegó a oídos de él como una historia de terror, estaba basado en un caso policial verídico: el de la muerte de Hazel Drew, una mujer de 20 años que fue hallada sin vida en 1908. La última vez que la habían visto fue a las 7 de la tarde del 7 de julio, juntando frambuesas.

Según The Telegraph, la teoría que presentaron las autoridades locales sobre el fallecimiento de la mujer decía: "Después de cinco días de cuidadosa investigación, en las cuales se han revisado muchas teorías, falta un motivo para el asesinato. No se ha encontrado nada que justifique que se haga un arresto. En este caso, la teoría del accidente está muy avanzada. El camino de Macadam entre Troy y Averill Park es popular entre los automovilistas. Un conductor imprudente que avanza a toda velocidad por la noche, puede haber golpeado a la joven con su auto, causándole la muerte. En lugar de enfrentar las consecuencias y conociendo bien el pueblo, al chofer le hubiese resultado relativamente fácil llevar el cadáver en el auto por el camino solitario hacia Taborton y arrojarlo al estanque del molino."

Por su parte, Frost reconoció el profundo impacto que le causó ese crimen:

"El cuerpo de la pobre Hazel fue encontrado junto a un estanque. Se produjo un misterio. La incertidumbre sobre el asesino se instaló desde entonces. Semanas después, un ternero, atrapado en el barro y llorando fue confundido con el espíritu de la joven perdida por un par de borrachos locales, que huyeron del lugar espantados. Unos 20 años después de escuchar la historia, sus detalles pasaron por mi subconsciente durante la creación de Laura Palmer, un personaje que sufría un destino similar".

E tal la relevancia de ese hecho criminal en la gestación de la serie que Mark Givens y David Bushman, expertos en Twin Peaks, planean escribir un libro sobre el caso.

Temas relacionados: Mark FrostTwin Peaks