Categorías: Series
| Publicado
29/08/2020

Two and a Half Men: 5 curiosidades de la casa de Malibú

La locación más icónica del show fue la casa de Charlie Harper.

Foto: CBS Photo Archive

Two and a Half Men culminó en el año 2015 tras doce temporadas y, sin dudas, la locación más icónica del show fue la casa de Charlie Harper, ubicada en Malibú (California).

Por eso, y a propósito de aquel famoso lugar, te presentamos una lista de cinco detalles de la serie que involucran la popular mansión (vía ScreenRant).

1. Paredes que se mueven

La casa de Charlie fue un set diseñado para que parezca realmente una residencia de Malibú. Aunque esto no es una sorpresa, lo que sí llama la atención es la fragilidad del diseño. En el episodio "My Doctor Has A Cow Puppet", Rose asusta a Charlie y éste se golpea la cabeza contra la pared, lo que genera que la misma se mueva de manera evidente demostrando que el material era bastante endeble.

2. Crossover con CSI

Tanto Two and a Half Men como CSI se transmitían en simultáneo por CBS en el año 2008, lo que llevó a un sorpresivo crossover. En el episodio “Fish in a Drawer”, Teddy Leopold –CSI- aparece muerto en la cama de Charlie durante la boda de su madre, por lo que investigan la mansión en busca de evidencia sobre quién podría hacer cometido el asesinato. Finalmente, descubren que allí no sucedió nada, ya que la víctima había muerto de un ataque al corazón. De hecho, George Eads –actor de CSI- hace una aparición como invitado a la boda.

Foto: CBS Photo Archive

3. La caja de Café Bustelo

En las escenas que transcurrían en la cocina siempre se veían botellas con bebidas alcohólicas o algunos elementos clásicos del lugar. Sin embargo, las etiquetas de los productos estaban tapadas ya que los creadores no querían marcas de productos en el show. No obstante, durante la temporada cinco se hizo evidente una caja que decía Café Bustelo. Al ser de un amarillo brillante, no pasó desapercibida.

4. Charlie Sheen no tocaba el piano

Si bien el personaje de Charlie se ganaba la vida haciendo jingles en piano para comerciales, el actor no sabía tocar. Por ende, cada vez que los fans ven a Charlie sentado al piano y tocando una pieza, lo que suena en realidad son composiciones hechas por Dennis C. Brown y agregadas luego en edición.

5. Escenas en el sillón

Durante la temporada ocho, Charlie Sheen no pasaba un buen momento personal luego de la separación de su esposa. En algunas escenas de los episodios, a su personaje se lo veía caminando por la casa o bajando las escaleras. Sin embargo, con el paso de los episodios, Sheen pidió más escenas donde su personaje apareciera sentado en el sillón. No se sabe si esto era por algún problema físico o emocional.

En esta nota: Two and a Half Men