Entre el 7 y el 17 de febrero se llevará a cabo en TIMBRe4 (México 3554, CABA) la 7ª edición consecutiva del Festival Temporada Alta de Buenos Aires. Se presentarán espectáculos de España, Perú, Uruguay, Colombia, Suiza, Alemania, Finlandia y Argentina. La programación incluye la semana catalana, mesas de conversación, workshops y el “Torneo de dramaturgia transatlántico”. Existe una preventa de entradas con precios promocionales hasta el 31 de diciembre.

El martes 11 de este mes, en el café de Timbre4 (con tortilla española y guacamole de por medio) Mónica Acevedo, Jonathan Zak y Lautaro Perotti, parte del equipo del teatro, hablaron a la prensa sobre los puntos fundamentales del festival. Con el entusiasmo y las ganas de llevar adelante nuevos proyectos que siempre caracterizaron al staff de Timbre, Acevedo, Zak y Perotti destacaron la proximidad entre artistas y espectadores que se genera en el evento y también confesaron que es el momento más divertido del año y que lo viven con mucha intensidad. Para Claudio Tolcachir, director del teatro:

“Si Timbre4 logra transformarse en una burbuja, no separada de la realidad sino más bien un espacio en donde transformar el dolor y la bronca en acción creativa, seguramente tiene sentido su existencia”.

Del mismo modo, los chicos que dieron la conferencia resaltaron la posibilidad que tiene el teatro de generar lazos, abrir puertas y convertirse en refugio, en medio de condiciones adversas. El festival y las clases son oportunidades para conocer gente que viene de otros países. Un espacio con identidad multicultural donde hay pluralidad de voces y se trabaja en equipo.

El TABA es organizado conjuntamente con el Festival Temporada Alta de Girona. Desde su primera edición pasaron por él más de treinta compañías y veinticinco mil espectadores. Este año confluirán en él varias disciplinas: teatro, danza, teatro físico, teatro de objetos, títeres, clown, performances y música. Genera altas expectativas la presencia del actor y director catalán Lluís Homar, quien ha trabajado en La mala educación y Los abrazos rotos, de Pedro Almodóvar. Homar va a presentar Tierra baja (dirigida por Pau Miró), un clásico catalán del dramaturgo y poeta Àngel Guimerà.

CALMA! es otro de los espectáculos catalanes que se harán presentes: una obra con material inédito, que reúne poesía visual y la locura festiva y desenfrenada del clown. Albà jugará con el público durante una hora y cuarto, haciéndolo partícipe de una experiencia teatral real. Dos manos y el universo de una canasta de costura, darán existencia a Vida, creado y manipulado por el titiritero aragonés Javier Aranda. Un espectáculo que viene avalado por una larga lista de premios, entre ellos, el premio del jurado internacional de la Feria de Títeres de Lleida. Otra de las propuestas que llegará desde España es Casas, de Xesca Salvá. Un espectáculo de pequeño formato en el que la función comienza cuando los espectadores se sientan delante de la casa y se ponen los auriculares. Desde Perú, la Compañía de Teatro Físico, que en la quinta edición de T.A.B.A. deleitó al público con Los regalos, presentará Prehistoria de la felicidad. Uruguay, por su parte, presentará CHETA, con dramaturgia y dirección de Florencia Caballero Bianchi. Situada en la explosión de la crisis del 2002 en Uruguay, esta pieza recorre imágenes de las memorias personales y colectivas de sus protagonistas.

Colombia estará representada por El tigre no es como lo pintan, con la actuación de Alfonso Ortiz, sobre un relato fantástico del premio Nobel de literatura Dario Fo, que propicia una reflexión sobre el vínculo entre los seres humanos y los animales. La obra Mondkind, que se estrenará en enero en Zurich, consiste en una propuesta performática con un fuerte lenguaje visual que reúne miradas de Suiza, Alemania y Finlandia. En cuanto a Argentina, la única obra procedente de nuestro país será la multipremiada mendocina Tu veneno en mí, escrita y dirigida por Manuel García Migani, una comedia con dieciséis artistas en escena en donde se generan momentos desopilantes y explosivos.

Con un formato tripartito, el festival se replica en Lima y Montevideo. Les llegan muchísimas propuestas aunque ellos no realizan formalmente ninguna convocatoria. En el torneo de dramaturgia competirán dos dramaturgos argentinos con dos catalanes. En cada ronda clasificatoria se leen dos textos y el público determina mediante votación popular cuál es el ganador. Los actores que participan de las lecturas conocen al autor de la obra solo unas horas antes de la presentación. Los workshops se dictarán en forma gratuita y están dirigidos tanto a los que ya tienen un camino recorrido en el mundo del teatro como a los que recién empiezan.

Sobre la proximidad del TABA con el FIBA (Festival Internacional de Buenos Aires), Jonathan Zak se mostró optimista y espera que ambos eventos se potencien. El equipo anticipó al mismo tiempo parte de la programación del año próximo, en el cual se repondrán Juicio a una zorra, Tebas Land, La respiración, La calma mágica, La ira de Narciso y Un golem. Entre los futuros estrenos se encuentran dos obras de Daniel Veronese sobre textos de David Foster Wallace.

Las entradas para TABA se pueden adquirir a través de la web de TIMBRe4.