El furor por FaceApp (la aplicación que causó revuelo en las redes sociales al permitirle a los usuarios darles un adelanto de cómo se verán cuando sean viejos) parece haber pasado, pero para quienes disfrutaron de convertirse en ancianos, ahora existe otra opción: Ai Portraits, un sitio que permite transformar tu selfie en una obra de arte.

Desarrollado por Mauro Martino, Luca Stornauiolo, Emanuele Del Sozzo, Owen Cornec y Liza Gazeeva, investigadores de los laboratorios de inteligencia artificial del MIT e IBM, el algoritmo de AI Portraits fue entrenado con 45 mil pinturas clásicas de artistas tan reconocidos como Van Gogh, Rembrandt o Tiziano, y su objetivo es convertir las fotos de los usuarios en una obra creada con trazos y estilos tomados de los cuadros analizados.

«Ai Portraits Arts utiliza los sistemas de inteligencia artificial para reproducir retratos artísticos de humanos, con diferentes estilos y niveles de abstracción», explicaron sus creadores, además de aclarar que el análisis del algoritmo está centrado en las obras europeas del siglo XV, una época prolífica en este tipo de creaciones.

El proceder de Ai Portraits es muy simple: al no contar con una aplicación para smartphones, el servicio se puede utilizar gratuitamente y de manera sencilla a través de AIportraits.com, donde simplemente habrá que subir una foto y, automáticamente, el servidor generará la obra de arte clásica basada en el rostro del usuario. Cabe señalar que, aunque la detección es bastante buena, si el rostro no mira directamente en ocasiones genera problemas.

Para la elección del estilo del producto final se tienen en cuenta no solo las líneas del rostro, sino también el fondo que rodea a la persona, por lo que, si por ejemplo el fondo es azulado, el cuadro tendrá un estilo que transmita esa sensación. Por tanto, una misma persona en fondos distintos recibirá resultados de arte muy diferentes.

Con respecto al apartado de la privacidad, la política que se encuentra en la página del servicio es acotada: «Tus fotos son enviadas a nuestros servidores para generar retratos. No utilizaremos los datos de sus fotos para ningún otro propósito y los eliminaremos de inmediato», explican.

Adicionalmente, la primera vez que se utiliza la herramienta aparece un aviso de privacidad que debe ser aceptado en el cual se informa que la imagen se subirá a los servidores de la de Ai Portraits para ser procesada, aunque posteriormente se eliminará.