Arte
|
30/05/2022

La Gioconda de Leonardo Da Vinci sufre un inesperado ataque en el Museo del Louvre

Hasta ahora, las autoridades del museo no han brindado declaraciones sobre este incidente que ya le dio la vuelta al mundo gracias a internet. Mirá el video.

La Gioconda o Mona Lisa es sin dudas una de las obras de arte más famosas de la historia. Cada día, cientos de personas se acercan a apreciar esa pieza de Leonardo Da Vinci en el prestigioso Museo del Louvre en París con admiración y respeto, pues la enigmática sonrisa de la dama plasmada en ese cuadro ha fascinado a los amantes del arte por muchas generaciones. No obstante, hace unas horas se supo que tal retrato de Lisa Gherardini sufrió un inesperado ataque.

Medios internacionales como ABC han informado que un hombre que se levantó de una silla de ruedas le lanzó una tarta con crema a esta cotizada obra. Sin embargo, varias personas presentes en el museo en aquel momento confirmaron que la Mona Lisa no sufrió daños reales debido a que se encontraba protegida por un vidrio que evitó que ese postre llegase a estar en contacto con su superficie. Hasta ahora, las autoridades del museo no han brindado declaraciones sobre este incidente que ya le dio la vuelta al mundo gracias a internet.

Tal y como se puede apreciar en un video publicado por el usuario @lukeXC2002, el sujeto que atacó a la Gioconda lucía una llamativa peluca y vociferaba varias cosas mientras era escoltado hacia la salida por los guardias de seguridad de ese recinto. Concretamente, él gritó en francés frases como: “Hay personas que están destruyendo la Tierra […] Artistas, piensen en la Tierra. Por eso hice esto. Piensen en el planeta”.

Podemos decir entonces que esa acción tuvo una intención performática, o por lo menos eso asegura su autor. Aunque es preciso tener en cuenta que no se trata de la primera vez que alguien ataca esa obra del siglo XVI, pues a fines de 1956 un visitante boliviano le arrojó una piedra que provocó daños en el codo izquierdo de esa imagen. Fue desde entonces que se colocó un cristal de seguridad para proteger la integridad de ese cuadro.

A mediados del año pasado, miles de personas firmaron una insólita petición para que Jeff Bezos compre la Mona Lisa y se la coma.