Categorías: Cine
| Publicado
04/09/2020

3 películas de época recomendadas para ver en Netflix

Tres films ambientados hace más de 100 años para ver en la plataforma.

Obras Públicas / Pedro el afortunado / Señorita J

Las películas de época a menudo retratan amores apasionados, casi imposibles, por lo que suelen ser las favoritas de muchos románticos empedernidos. Este tipo de cintas también pueden mostrarnos cómo era el mundo años atrás y ofrecer algunas críticas sociales. De igual modo, muchas de ellas realizan reivindicaciones de personajes históricos importantes.

En la actualidad, Netflix cuenta con muchos filmes de este estilo dentro de su catálogo. A continuación, recomendamos tres producciones ambientadas hace más de 100 años que se pueden ver en tal plataforma de streaming.

Obras Públicas

2015 - Dir: Joram Lürsen

Esta historia que transcurre en 1888 en Ámsterdam se centra en un lutier de violines que gracias a su terquedad se gana la enemistad de un peligroso grupo de empresarios. A causa de ello, la seguridad de toda su comunidad termina amenazada. El drama social dirigido por Joram Lürsen cuenta en su elenco con estrellas europeas como Gijs Scholten van Aschat, Jacob Derwig y Rifka Lodeizen. Toda una gema del cine holandés.

Señorita J

2018 - Dir: Emmanuel Mouret

Definido por muchos como una gran largometraje romántico independiente, este filme del director francés Emmanuel Mouret cuenta cómo una viuda adinerada es seducida por un marqués. Pero cuando su relación roma un rumbo inesperado, ella encuentra la manera de desquitarse de su ex amante junto a un joven. Los roles protagónicos los interpretan Cécile De France, Édouard Baer, Alice Isaaz y Natalia Dontcheva; pero lo que se roba la atención de muchos conocedores es su impecable fotografía y su guion astuto, lleno de juegos de palabras.

Pedro el afortunado

2018 - Dir: Bille August

El cineasta danés Bille August nos presenta la historia de un joven rebelde que se aleja de su familia religiosa y se radica en Copenhague para convertirse en ingeniero. Más que nada, busca huir de la sombra de su padre, un sacerdote muy estricto. Ya radicado en la capital, Pedro se redescubre a sí mismo y encuentra un círculo social desinhibido que potencia sus deseos y capacidades. En cuanto a lo profesional, su mayor propósito será el de liderar un proyecto energético. Los dilemas éticos y la ruptura con la tradición son entonces el eje de esta gran película.