300 años antes de Cristo, Aristóteles fue uno de los primero en sugerir que la Tierra era redonda. Siglos más tarde, Galileo Galilei también se dio a la tarea de probar que nuestro planeta no es esférico.

De cualquier modo, en pleno 2018 miles de personas se declaran «terraplanistas». De hecho, hace pocos días fue noticia en Buenos Aires el anuncio de un encuentro de simpatizantes de esas creencia. La cita tendrá lugar el 2 y 3 de marzo en un predio de Colón. Muy a tono con el curioso evento, hace poco Netflix incluyó en su catálogo Behind The Curve, un documental sobre el tema.

Tal filme dirigido por Daniel J. Clark ha sido elogiado por la prensa internacional. Todo ello gracias a que en sus escenas se confronta a referentes terraplanistas como Mark Sargent y Bob Knodel. Este último, por ejemplo, tiene un canal de Youtube dedicado a promover sus teorías al respecto. Para comprobar las mismas, se vale de un giroscopio láser de $20.000 dólares.

En el aludido largometraje se evidencia el descontento de Knodel cuando el aparato arroja resultados que confirman la redondez de la Tierra. Entonces, se lo puede escuchar decir:

«Lo que encontramos es que cuando encendimos el giroscopio obtuvimos que estábamos captando una deriva. Una deriva de 15 grados por hora».

Ante tal situación, Bob admitió que era un dato problemático para él y sus compañeros de lucha ideológica. Pero luego retomó el entusiasmo por su credo y apuntó:

«Obviamente, no estábamos dispuestos a aceptarlo, así que empezamos a buscar maneras de refutarlo, en realidad estaba registrando el movimiento de la Tierra».

Otro Youtuber que se topa con un predicamento parecido es Jeran Campanella. Él también se refirió a la imposibilidad de reconocer la evidencia que demuestra que están errados:

 «Digamos que pierdo la fe en esto ¿Qué pasa entonces con mis relaciones personales? ¿Y cuál sería el beneficio para mí? ¿Me dará la bienvenida la gente de la corriente principal? No, no les importaría para nada».

Para él se trata de una cuestión de arraigo cultural, de una lazo que une a ciertas personas y forja amistades. Finalmente, señaló lo difícil de ser un desertor en ese nicho:

«Pero, ¿ahora he perdido a todos mis amigos en esta comunidad? Sí. Entonces resulta que estás doblemente aislado».

Para quienes quieran ver el documental en Netflix de Argentina, el mismo figura con un bizarro nombre: Tan Plana Como un Encefalograma.