A pocos días del cierre de la edición 33º del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, presentamos la segunda parte de nuestra cobertura. Si todavía no lo hiciste, podés leer en este enlace la primera parte.

La migración (2018)

Ezequiel Acuña, Perú. Sección: Competencia latinoamericana

La filmografía de Ezequiel Acuña pone en relación a la canción “Inquieto” de Jaime Sin Tierra y la película de Michelangelo Antonioni, La aventura (1960). Eso pasa en todas sus películas, desde Nadar solo (2003), hasta esta última llamada La migración. Se hace latente una reflexión sobre el crecimiento y la resistencia anclada en una ausencia o pérdida. En La migración se retoma uno de los personajes de su película anterior La vida de alguien (2014); pero no deja de ser una película independiente de la otra. El protagonista, encarnado en su actor fetiche Santiago Pedrero, sale en la búsqueda de su amigo con el cual tenían una banda y sueños compartidos. Esta premisa le permite a su director enlazar temas como la música indie y el universo emotivo que desprenden sus historias. Pero también lo habilita a usar el escenario de las calles de Lima, siendo su primer película filmada en el extranjero y Perú su país de residencia hace casi tres años. El resultado es una historia que hace de la nostalgia un efecto poético que persigue el pasado, mientras el presente se manifiesta en una nueva ola de canciones y sentimientos fugaces.

Cómprame un revolver (2018)

Julio Hernández Cordón, México / Colombia. Sección: Competencia latinoamericana

Anteriormente nos habíamos referido a Julio Hernández Cordón como un director motorizado. En su película anterior hecha en Costa Rica, Atrás hay relámpagos (2017), en una escena suena “Mi último movimiento” de El Mató. Ahora en esta ocasión, el afiche de su nueva película, nos lleva un poco a la tapa de Violencia, o quizás sea sólo una apreciación. Cómprame un revolver es una película con una atmósfera post-apocalíptica. Pero sin ahondar en la ciencia ficción: el escenario es la frontera donde siempre el afuera es sinónimo de peligro, con un fuera de campo que está siempre al acecho. Lo demás es resistencia. Para narrar esto, la película utiliza los ojos de una niña (hija del director) que debe enfrentarse al mundo y convertirse obligada en guerrera frente a distintos grupos guerrilleros que distraen sus balas con pelotas de béisbol. Su padre cuida el estadio, mientras viven en una casa remolque al lado. Lo demás es desierto y peligro. Pero la niña rápidamente aprende del mundo adulto y enfrenta la violencia con inocencia. Conociendo el momento preciso de ataque y contando con su propio ejército de aventuras guerrilleras, la niñez se desvanece en la arena.

Soy tóxico (2018)

Pablo Parés y Daniel de la Vega, Argentina. Secciones: Panorama / Las venas abiertas

Soy tóxico nació de una idea pensada mucho tiempo atrás pero que no se podía producir como se deseaba. Tomó forma de cómic en el 2008, saliendo en la mítica revista Fierro y diez años después, finalmente, pudo lograrse su versión cinematográfica. De película a cómic y de cómic a película. Soy tóxico es una película de ciencia ficción, pero con algunas leyes del género de terror. Está ubicada temporalmente en el año 2101, Sudamérica es el basurero de la humanidad y las grandes potencias tiran los cadáveres como deshechos. Es una distopía que narra los días de un Buenos Aires infectado por zombies, que en la película se los denomina como “secos”. En este territorio, el personaje del Perro debe sobrevivir entablando relaciones con personajes no tan particulares, ya que se mantienen algunas figuras propias del género. Sin embargo, Soy tóxico tiene algunas vueltas de tuerca que le escapan, haciendo de sus personajes algo más interesantes. Su logro está en permitirse cargas de humor que se entrelazan con momentos de violencia y desesperación.

La favorita (2018)

Yorgos Lanthimos, Estados Unidos. Secciones: Panorama / Autores

La favorita es la nueva película del director griego Yorgos Lanthimos, admirado por Canino (2009) y reconocido por La langosta (2015). La favorita es la primera de sus películas en la que realiza un viaje temporal y se dirige a la Inglaterra del siglo XVIII. Todo el absurdo y el cinismo típico de su filmografía está presente y resplandece bajo una conjugación barroca entre estética y parodia. Todo es muy exacerbado, desde la aristocracia donde sus personajes pertenecen, que le permiten a Yorgos Lanthimos trazar una línea fina entre la ironía y la crueldad que forma parte de su sello. Las protagonistas son una reina debilitada físicamente, una amiga tirana en búsqueda del poder y una joven con ansias de recuperar su nobleza, y se forma una tríada donde la política es solo otra cicatriz de la ficción. Las estrategias de cada una por obtener lo que desea se resaltan con un poderoso cuestionamiento al poder patriarcal en objeto de chiste. Es una película de época, pero con un enfoque muy contemporáneo, donde se cuenta la clásica historia de ascenso de poder con unos desvíos que solo pueden venir de una mente tramposa y genuina como la de Yorgos Lanthimos.

Mandy (2018)

Panos Cosmatos, Estados Unidos. Secciones: Panorama / Hora cero

Mandy es una película psicodélica y ambientada en un futuro apocalíptico. Dirigida por Panos Cosmatos y protagonizada por Nicolas Cage, Mandy levita entre la acción y el terror, donde la venganza se sirve caliente y con mucha sangre. El protagonista pasa de tener una vida cotidiana alejada de la sociedad con su esposa, a volverse el protagonista de una pesadilla surrealista donde la obsesión desemboca en la tragedia. Atraviesa un portal donde la densidad cambia la atmósfera de un momento a otro. Una tragedia psicodélica, donde la paleta de colores explota en saturaciones tras un gran trabajo de fotografía y llena de intensidad visuales la tensión y la ferocidad que cuenta la historia. El terror es más bien una pincelada de la acción, como sucede películas como Mad Max: Fury Road, solo que Mandy es aún más oscura y más violenta. Mandy puede estar repleta de guiños a películas de los ’80s, pero su sadismo acentuado impacta al público moderno.

*

Foto principal: Gentileza de prensa.