Después de que se confirmara la tan comentada compra de 20th Century Fox por parte de The Walt Disney Company, el futuro de muchas de las franquicias más emblemáticas del estudio quedó en stand by hasta que la compañía del ratón decidiera con cuáles iba a seguir contando y cuáles archivaría, al menos de momento.

Ayer, en la última jornada del CinemaCon de este año, Disney resolvió el enigma y aseguró que hay futuro para Planet of the Apes y Alien, entre otras famosas sagas que antes pertenecían al conglomerado fundado por Rupert Murdoch.

En uno de los tantos paneles del evento, Emma Watts, vicepresidenta de 20th Century Fox Film, habló positivamente sobre lo que Fox puede hacer con los «vastos recursos» de Disney a su disposición. Además, prometió que el estudio «continuará creando nuevas historias» y enumeró una serie de títulos que consideran que aún tienen vida, como Alien, Planet of the Apes, Kingsman y Maze Runner.

Si bien esto probablemente no signifique que Fox tenga proyectos de Alien o Planet of the Apes en desarrollo activo, es una clara señal de que sus cabecillas están interesados en seguir desarrollando esas franquicias en un futuro cercano.

A su vez, otro de los tópicos sobre los que se habló fue sobre cómo funcionarían estos gigante del séptimo arte tras la billonaria transacción: Disney absorberá las propiedades que crea convenientes para sus propias producciones (entre ellas, claro está, se incluirán a los X-Men y Deadpool, personajes que ingresarán al Universo Cinematográfico de Marvel) y, al mismo tiempo, Fox operará de forma independiente, lo que le da la libertad para estrenar películas con calificación R, un tipo de contenido que no encaja con el estilo familiar de la casa de Mickey Mouse y compañía.