A principios de enero, Dragon Ball Super: Broly llegó a los cines de Argentina y, al igual que en el resto del mundo, la nueva cinta de la reconocida franquicia creada por Akira Toriyama fue un éxito.

Aún así, lejos estuvo la película de resultar tal y como la había pensado su director, Tatsuya Nagamine, quien recientemente dio una entrevista en la que habló sobre su carrera en el anime. En ese diálogo, el artista se refirió a su tiempo en Dragon Ball Super: Broly y los traductores recogieron sus dichos sobre los cortes en la duración que sufrió la película.

Según los informes, parece que Nagamine hizo guiones gráficos mucho más allá de lo que vieron los fanáticos, pero las restricciones de tiempo y presupuesto hicieron que la productora Toei Animation redujera el tiempo del film, lo que obligó al director a eliminar algunas partes interesantes.

«Algunas de las escenas que se cortaron fueron una pelea entre Nappa y Raditz, un momento pasado de la infancia de Vegeta y Raditz. La mayoría de las escenas eliminadas fueron antes de la batalla [final]», reportaron los traductores Deem a sus seguidores de Twitter.

Cabe recordar que los rumores iniciales acerca de Dragon Ball Super: Broly sugerían que iba a durar cerca de tres horas, pero el producto final fue de una hora con 40 minutos, por lo que esta información es un tanto coherente.