Cine
|
30/05/2022

James Bond: Las películas de la saga con Daniel Craig ordenadas de peor a mejor

La saga de Daniel Craig como el agente 007 se compone de 5 películas, cada una con sus destacables puntos a favor o todo lo contrario.

El agente 007 ha tenido diversos intérpretes a través de los años. Desde su debut en Dr. No (1962), muchos actores han pasado por la encarnación del personaje creado por Ian Fleming. Cada entrega de James Bond se adaptó a las épocas y sucesos históricos, aportando a su trama distintas visiones en las sagas: algunas de ellas destacaron más por su trama de espionaje, otras por la acción, también por la comedia y efectos visuales. La última de ellas presenta un punto importante que ninguna supo tener antes: la continuidad.

La saga de Daniel Craig es la única que posee una continuidad narrativa, y esto la hace destacable ante las demás. Dicha saga engloba los puntos característicos de las entregas anteriores (acción, espionaje, misterio, efectos visuales) en solo cinco películas. Si bien varios directores han tomado las riendas de la historia, cada uno supo adaptarse a la visión general del personaje.

Estrenadas entre 2006 y 2021, en estas películas se puede percibir la esencia del personaje a lo largo del tiempo y cada una genera nostalgia en el espectador más antiguo mientras le da la bienvenida al más nuevo. A continuación, repasamos la filmografía de Daniel Craig como James Bond, ordenada de peor a mejor.

5. Quantum of Solace

2008 – Dir: Marc Foster

La segunda entrega de la franquicia está ubicada inmediatamente después de su antecesora Casino Royale (2006). Su punto más fuerte es la acción realista que muestra a lo largo de todo el metraje: es la cinta con más acción en la saga de Daniel Craig como 007. Si bien cuenta con referencias directas a las entregas de Sean Connery (Goldfinger, 1964), queda demostrado que su punto más débil es su guion, terminado en pleno rodaje.

4. No Time to Die

2021 – Dir: Cary Fukunaga

La última y más reciente entrega de la franquicia es quizás también la más controversial para los fanáticos del 007 por su final un tanto apurado, y con un villano muy opacado con poca participación en pantalla. Tuvo bastantes retrasos con su fecha de estreno y días de filmación debido a la pandemia, pero logró darle un cierre importante al personaje. Continúa con una historia firme -que parte de su entrega anterior-, secuencias de acción memorables, inclusión y reencuentros de personajes de cintas anteriores. Su secuencia inicial, característica de todas las películas de Bond, deja sin respiro al espectador y destaca por tener la mayor duración en la historia del personaje.

3. Spectre

2015 – Dir: Sam Mendes

La vigésimocuarta película del 007 cuenta con, quizás, el antagonista más icónico en la historia de James Bond: Ernst Stavro Blofeld (Christoph Waltz), un conocido enemigo del agente. La química entre Craig y Waltz es palpable -cada uno aborda su personaje de una manera única-, tal como sucede con Léa Seydoux como la nueva y permanente “chica Bond”. El punto fuerte de la cinta se da en la historia, al responderse todas las preguntas que se fueron generando en las entregas anteriores.

2. Casino Royale

2006 – Dir: Martin Campbell

Cuestionado y hasta rechazado por los fans antes de su estreno, Daniel Craig supo demostrar en su debut como James Bond que posee todo lo necesario para interpretar al personaje. En el comienzo de un nuevo 007 vemos al agente batallando contra su egocentrismo y la culpa, apostando su vida y el futuro del MI6 en una larga partida de póker. El elenco de la película aborda los personajes de maneras únicas: Judi Dench, Jeffrey Wrigth, Eva Green, Mads Mikkelsen y Jesper Christensen, quienes nos acompañarán conforme Bond los necesite a lo largo de la saga. Se trata de la primera cinta que marcó la diferencia con entregas anteriores mediante la utilización de dobles de riesgo en escenas de acción de gran impacto visual y menor cantidad de efectos visuales, método que se seguiría utilizando con el correr de la franquicia.

1. Skyfall

2012 – Dir: Sam Mendes

La cumbre indiscutible del personaje. Los guionistas supieron aprender de su antecesora Quantum of Solace (2006), y entregaron una obra cinematográfica en todo su esplendor. El encuentro con un exagente capaz de destruirlo todo, incluso al MI6, obliga a Bond a volver a sus orígenes y replantearse si puede continuar siendo 007. Iniciando con la muerte y resurrección del personaje, Sam Mendes tomó las riendas del film, acompañado de un abordaje visual increíble. La dirección de fotografía a cargo de Roger Deakins es la verdadera protagonista del film, regalando piezas visuales admirables y con un cuidadoso tratado de color. Sin dudas la mejor entrega de la saga Craig, que supo dejar la vara del personaje en lo más alto.


Ver más sobre: Daniel CraigJames Bond