Cine
|
13/07/2022

Las películas de Álex de la Iglesia ordenadas de peor a mejor

Recorremos la filmografía de un director cuyos personajes nos dan permiso para corrernos de la guillotina de la moral y sus películas nos invitan a sumergirnos en un mundo absurdo y desopilante.

Álex de la Iglesia es un director clave del cine español. Su visión pop y desvergonzada de la comedia creó un estilo que irrumpió en la década de los 90 con películas tan absurdas como irresistibles. El director presenta una estética que se aleja de la belleza hegemónica, nada tiene que ver con imágenes simétricas y cuidadas, sino que todo se resuelve en un desorden visual, en personajes outsiders y otros que rozan lo bufonesco. Sus personajes nos dan permiso para corrernos de la guillotina de la moral y sus películas nos invitan a sumergirnos en un mundo absurdo y desopilante.

El director ha trabajado en gran parte de sus películas con el guionista Jorge Guerricaechevarría y a lo largo de los años logró instalarse como un realizador único, con una inconfundible firma de autoría, aunque con algunos deslices propios de su contacto con la industria internacional. Su filmografía se caracteriza por el uso y abuso de la sátira, la influencia del terror, el policial y una base de crítica social que se conecta con diferentes procesos históricos españoles: desde la censura del franquismo, la movida madrileña de los 80 al comienzo del nuevo milenio, la prevalencia de los medios y la nostalgia de época mejores.

A continuación recorremos la filmografía de Álex de la Iglesia, ordenando sus películas de la peor a la mejor.

15. Perfectos desconocidos (2017)

Como también sucede en El bar, esta es una película que se centra mayormente en los diálogos, ya que reúne a cuatro parejas que se juntan a cenar en una casa y deciden leer en voz alta cada mensaje que les llegue a sus teléfonos. Se trata de una remake del film italiano Perfetti sconosciuti y no contiene los aspectos clave de su autoría, pero sí la idea de un comienzo apacible para que luego la narración se eleve a una atmósfera de catástrofe que desafía los límites del verosímil. Estamos ante una película que se corre de la línea de los films under y de culto del director, tratándose de una propuesta mainstream.

14. Los crímenes de Oxford (2008)

Para los amantes de Álex de la Iglesia esta fue una gran decepción. Se trata de la adaptación de la novela Crímenes imperceptibles de Guillermo Martínez que fue una coproducción entre España y Reino Unido pero presenta una clásica narración del Hollywood mainstream. Su elenco está integrado por Elijah Wood, John Hurt y Leonor Watling y el film evidencia la poca incidencia que tuvo el director en la composición, por la ausencia de marcas autorales y el hecho de ser por encargo.

13. Mi gran noche (2015)

Para esta comedia, el director cuenta con la presencia de Raphael y le da a la película el nombre que hace referencia a la reconocida canción del cantante. En este film de 2015, el director vuelve a la más pura comedia, con situaciones absurdas que descolocan al espectador. Aquí de la Iglesia deja de lado los toques propios de los comienzos de su carrera en que las películas se presentaban bajo un estilo anti estético y subversivo para ofrecer un planteo más complaciente con el espectador contemporáneo.

12. El bar (2017)

La premisa de esta película es ante todo atractiva: un grupo de personas disímiles se quedan encerradas en un bar luego de que ocurre un inesperado tiroteo en la vereda del mismo. Al estar situada en una locación y usar el recurso de lo coral, la película habilita el despliegue de hilarantes y filosos diálogos, aunque con el correr de los minutos comienza a perder fuerza cuando la trama propone un escapismo que, si bien conserva los yeites absurdos del director, carece de los destellos geniales de los comienzos de su filmografía.

Pasá a leer nuestra reseña de El bar: “Una experiencia agridulce“.

11. Veneciafrenia (2022)

La película más reciente de Álex de la Iglesia vuelve a sus orígenes. Por un lado vuelve a presentar personajes que transitan los bordes de una sociedad, ya que pone en escena a bufones que se encuentran escondidos en una Venecia atestada de superficiales turistas. Como en sus films del comienzo, vemos a un grupo de personajes que proponen una revolución desde la delincuencia, con el objetivo de extirpar a los visitantes de la ciudad italiana, los cuales son presentados de manera ridiculizante y estereotipada.

Lo cierto es que el director siempre otorga más fuerza y complejidad a sus antihéroes y esto se exhibe en su nueva película de manera súper explícita porque los outsiders transitan por lugares ocultos, son parte de clanes delictivos y sociedades secretas, representando a un sector de la sociedad ignorado pero que espera su momento desde el anonimato para atacar.

Pasá a leer nuestra reseña de Veneciafrenia: “Álex de la Iglesia recupera la potencia satírica“.

10. Las brujas de Zugarramurdi (2013)

En la misma línea de Balada triste de trompeta, el director crea una película oscura con base histórica. En torno a la Inquisición española el director pone en escena a tres brujas y logra una comedia con tintes de terror. Desde un relato signado por la venganza de las mujeres hacia los hombres, el director cuenta la historia de un grupo de brujas que se mofan de los hombres y además se los comen.

09. La habitación del niño (2006)

En esta película televisiva, de la Iglesia acude a la fuerte influencia del terror en su cine. Si bien la estética del cine de género circunda por toda su filmografía, en esta oportunidad no aparece en conjunción con el humor sino como una película de terror en su esplendor. En un momento en que el cine de terror en España cobra una importante fuerza, el director se despacha con un film de fantasmas que logra con maestría y con sello propio.

08. 800 balas (2002)

En este film de la Iglesia realiza un interesante homenaje a los spaghetti western. Para rodarlo elige como locación Almería, el espacio predilecto donde se filmaron algunas de las películas más significativas de aquella época dorada del cine de género italiano. Por primera vez en su carrera, el director español se dispone a filmar un western y cuenta con las actuaciones de Carmen Maura y Sancho García. Si bien significó un gran riesgo económico, de la Iglesia decidió apostar a la película incluso desde un lugar irónico, ya que concibió la idea para el guion junto a Guerricaechevarría al encontrarse en Almería con un espectáculo para turistas.

07. Crimen ferpecto (2004)

Esta es una de las películas más celebradas de Álex de la Iglesia, en primer lugar porque se inscribe dentro de las comedias más hilarantes y negras del director y además porque es portadora de un guion tan entretenido como incorrecto. Como planteó en Acción mutante, el director hace una crítica sobre la importancia de la belleza en la sociedad occidental y al mismo tiempo nos presenta personajes a priori detestables que terminan por conquistar al espectador porque funcionan dentro de los códigos de su propio mundo.

06. Muertos de risa (1999)

En esta película, Santiago Segura desarrolla lo que posiblemente pueda catalogarse como una de sus mejores actuaciones bajo la dirección de de la Iglesia. Haciendo dupla con el reconocido humorista representan un homenaje al mundo del humor, uno de los puntos más fuertes de la carrera del director. Aquí, el español logra una vez más combinar la parodia con el tributo y así aborda la tradición humorística del slapstick, el humor televisivo y la interna de los dúos de comedia. Una película hilarante, satírica y sin dudas uno de los puntos más fuertes de la filmografía del director.

05. Acción mutante (1993)

Si hablamos de la cualidad del director de retratar outsiders, esta película es la que lo representa en su máxima expresión. Acción mutante es un grupo de minusválidos que conforman una organización terrorista para luchar contra un mundo regido por la riqueza y la superficialidad. Con un importante rencor y una buena dosis de ridiculez, los integrantes de este grupo emprenden una misión en contra del mainstream y así de la Iglesia deja planteado en su ópera prima lo que luego desarrollaría en películas posteriores: al capitalismo hay que combatirlo desde el under, pero esta es finalmente una tarea destinada a kamikazes y con altas probabilidades de fracaso. Mientras tanto, este film exhibe una alta cuota de humor slapstick, críticas sociales y absurdo.

04. Balada triste de trompeta (2010)

Con esta película, Álex de la Iglesia sube varios escalones en lo que respecta a la envergadura de su producción. Balada triste de trompeta se inscribe en la lista de las más fieles a su autoría. El despliegue del film se observa en varios aspectos: efectos especiales, una historia de gran potencia y complejidad y un vestuario y maquillaje que son realmente superadores frente a sus films anteriores. Situada en la Guerra Civil española, la película ejerce tanto una crítica como una burla ante la política, poniendo en escena a dos payasos que son reclutados como soldados y que se encuentran en pugna por la misma mujer.

03. Perdita Durango (1997)

El tercer film del director español se presenta hablado en inglés siendo su primera incursión en Hollywood y con una historia completamente alejada de España. Situada en la frontera de México y Estados Unidos durante una buena parte de la narración, nos cuenta la historia de una femme fatale que disfruta ejerciendo el crimen. Conocerá a un santero también delincuente con el que entablará una relación tan ardiente como violenta.

Una vez más, el director apela al desarrollo de caracteres que no encajan en la norma, en este caso personajes que encuentran el placer, la diversión y la forma de vida en prácticas que se inscriben dentro de lo prohibido y deslegitimado. De la primera etapa esta es una de sus películas más diferentes, tal vez excesiva en su relato y con pocas marcas de su autoría, pero que ha llegado a convertirse en un verdadero film de culto.

02. El día de la bestia (1995)

La segunda película de Álex de la Iglesia ya lo consagra como uno de los reyes de la comedia negra en la década. Con la inminencia de la llegada del nuevo milenio, el director construye un relato desesperante sobre un cura que intenta hacer el mal para llegar a conectarse con el anticristo. El fracaso es permanente y lo absurdo reina en un relato que anticipa el apocalipsis y nos muestra una Madrid asediada por el crimen, la oscuridad y el ridículo. Esta es una de sus películas más celebradas y también la que demostró la novedad de su propuesta cinematográfica en una carrera incipiente.

01. La comunidad (2000)

Esta es una de las películas más celebradas de la filmografía del director. Con el rol protagónico de Carmen Maura, esta película coral es un acierto a cada paso, demostrando el triunfo de la comedia negra. Con tintes de thriller y policial, la película sucede en un edificio que alberga a un puñado de personajes hilarantes y delirantes que se reúnen en torno al tesoro que acaba de ser descubierto en el departamento de un hombre muerto. Este film logra capturar la atención del espectador por sus situaciones arrebatadas, tragicómicas y desopilantes, mientras que de la Iglesia despliega su maestría técnica y narrativa desde el guion que coescribió junto a Jorge Guerricaechevarría.


Ver más sobre: Álex de la Iglesia