Foto: Netflix

Más allá de las buenas críticas por parte de la prensa que acumuló The Irishman, la gran crítica que le hizo el público a la flamante obra de Martin Scorsese fue su duración.

Desde la salida de la película la semana pasada, los usuarios no han desperdiciado cualquier oportunidad de reprochar acerca de lo larga que es la cinta y de lo difícil que es seguir el hilo de la historia a lo largo de las casi tres horas y media que dura.

En medio de la lluvia de críticas, Netflix salió a cruzar a un fanático que había escrito en Twitter que no estaba seguro sí debía aprovechar un viaje de cuatro horas y mirar el largometraje de Scorsese, porque le daba miedo que el director apareciera de la nada y lo golpeara por atreverse a ver su obra en un teléfono celular.

“Él [Martin Scorsese] absolutamente APARECERÁ. Pero en vez de una paliza, simplemente se sentará frente tuyo durante a toda la película y centelleará sus ojos como si se tratara de un abuelo que dice: ‘Está bien hijo, los formatos y la presentación importan, pero tu experiencia con el arte es valiosa, no importa cómo la recibas’”, respondió el gigante del streaming.

El tweet en cuestión del usuario hace referencia a las declaraciones del cineasta en el programa Popcorn with Peter Travers, donde dijo: “Bueno, sugeriría, si alguna vez querés ver una de mis películas, o la mayoría de ellas, por favor, no lo hagas desde un teléfono, por favor. Un iPad, un gran iPad, puede ser.»

“Idealmente, me gustaría que vayas a un cine, la mires en una pantalla grande de principio a fin. Y sé que es larga: tienes que levantarte, tienes que ir al baño, ese tipo de cosas, lo entiendo, pero también en casa. Creo que si podés pasar una noche o una tarde en eso, sabiendo que no contestarás el teléfono o que no te levantarás demasiado, podría funcionar”, agregó el ganador del Oscar en la misma entrevista.