“My spoon is too big” (Mi cuchara es muy grande) es una de las frases más recordadas de la era de internet a comienzo de los 2000. Tales palabras son repetidas al comienzo de Rejected, cortometraje de más de nueve minutos de duración creado por el animador Don Hertzfeldt.

Dicha obra que recopila bizarros y entretenidos fragmentos publicitarios fue publicada en el año 2000. Fue tanto el furor que desató por entonces que alcanzó a ser nominada al los Premios Oscar en la categoría de Mejor Corto en 2001, aunque ese año la estatuilla se la llevó el holandés Michaël Dudok de Wit con Father and Daughter.

No obstante, Rejected llegó a calar tan hondo en la cultura pop contemporánea que tanto Huffington Post, Indie Wire y la BBC han incluido al corto en varias de sus selecciones de lo mejor de lo que va del siglo. En general, se lo elogia por desplegar recursos innovadores y por su alto nivel de humor negro.

El periodista Eric Kohn de IndieWire definió a esa pieza como:

“Una mordaz acusación de la industria comercial por parte de Don Hertzfeldt, en la que una serie de anuncios que le han encargado escribir terminan perdiendo la cabeza a medida que el tiempo y el espacio se colapsan a su alrededor, encarnando así su capacidad para convertir figuras engañosamente simples en avatares de la inestabilidad inherente de la sociedad”.

Pues bien, ahora Hertzfeldt acaba de lanzar una versión restaurada de su aclamado corto, la misma proviene del original en 35mm de aquel filme. Mirala a continuación.