Roma, la nueva película de Alfonso Cuarón, se basó en hechos reales, aunque el film no lo declare en su comienzo. Más específicamente, el film que está arrasando en todas las premiaciones es una relato semiautobiográfico del director. Su infancia en el México de los 70, la historia y la relación con su niñera se traduce en un film en blanco y negro, delicado y crudo que aprovecha para el planteo sociopolítico y la emotividad.

Luego del gran éxito de Roma, estrenada en Netflix, se empezaron a conocer la historias, los personajes y los lugares reales que forman parte de esta historia. Es tal el detalle y cuidado que Cuarón ha puesto en la reconstrucción de su infancia, que sus hermanos se asombraron al ver la locación que simulaba su casa de la infancia, por el enorme parecido.

En estos últimos días han circulado por la web fotos de las personas reales detrás de algunos de los personajes de Roma y su parecido es sorprendente.

Una de las fotografías que más llamó la atención es la de Libo, la niñera de Cuarón que en el film está interpretada por Yalitza Aparicio. Libo es originaria de Oaxaca y entró a trabajar a la casa de los Cuarón en 1962. En el film es Cleo, la joven niñera cama adentro de una familia adinerada y se vuelve el centro de prácticamente todas las peripecias que componen la historia.

Alfonso Cuarón, al recibir el León de Oro en el Festival de Cine de Venecia, dedicó una palabras en referencia a Libo:

“Esta película, Libo, es el producto de mi inmenso amor a ti, a mi familia y a mi país México”.

Otro de los personajes del film es Sofía, interpretada por Mariana de Tavira, quien recrea a Cristina Orozco, madre de Cuarón. La mujer era ingeniera química pero decidió dedicarse a la crianza de sus hijos, algo que en el film tiene completa relevancia.

Verónica García fue la abuela materna de los Cuarón, en el film, Teresa.

El profesor Zovek, conocido como el Harry Houdini de México, es interpretado por Latín Lover.